CR. Tres pensamientos al aire. David Díaz-Arias

Tres pensamientos al aire de historiador realista (ojo, no confundir con historiador carlista):

1. El antisindicalismo es un movimiento que se creó en el siglo XIX, que se cría entre las elites políticas, económicas y culturales, con el fin de combatir y destruir a las organizaciones de obreros. Penetra todos los espacios y financia desde grupos rompehuelgas hasta medios de comunicación y hasta la “izquierda” misma en algún momento y lugar ha sido antisindical. En América Latina, el antisindicalismo es responsable del asesinato de cientos de miles de trabajadores.

2. La labor sindical tiene por meta histórica, no importa el contexto, lograr el mayor beneficio para los trabajadores sindicalizados. Pretender que los sindicatos no hagan eso para lo que los crearon es creer entonces que el sindicalismo es otra forma de antisindicalismo. Sería su autodestrucción, no importa si se alegan sacrificios por la patria o que no estemos de acuerdo, desde afuera, con sus demandas o formas de lucha.

3. Un sindicato no es la voz del pueblo; solo la voz de sus trabajadores sindicalizados. Y no es voz de sus trabajadores cuando negocia a sus espaldas. De hecho, algunos de los casos más sonados de antisindicalismo ocurrieron cuando los líderes sindicales se vendieron y forraron de dinero, como en la mayoría de América Latina en la década de 1990.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s