CR. ¿Qué significa esa palabra? Marcos Crisanto Bravo Castro

Las palabras se comportan como un ser vivo. Se asemejan mucho a nosotros. Ellas nacen, crecen, se reproducen y mueren. Igual que con las personas queridas, solamente mueren cuando las olvidamos. Cambian con el tiempo porque la sociedad las modifica. Algunas terminan siendo muy diferentes a lo que se esperaba de ellas. ¡Claro! Nosotros las moldeamos con el tiempo… Veamos:

El té nació como lo que era: una hoja de un arbusto llamado así. Con estas hojas se hacía una infusión de té.
Luego dio nombre a una reunión y a una hora, generalmente por la tarde, para tomarlo: la hora del té.

Después señaló a otra reunión en la que no lo tomaban pero le daban regalos a una futura madre: té de canastilla.

Posteriormente, como somos perezosos para decir la palabra INFUSIÓN, empezamos a hablar del té de limón, de manzanilla, de frutas, de tilo, de manzana, de yerbabuena…

Yo siempre alegaba que no podía haber un té que no fuera de té, por lógica.

Recientemente la Real Academia Española incluyó una nueva acepción al té: cualquier bebida obtenida por INFUSIÓN (agua hirviendo).

Ya es oficial, entonces, el té de canela y muchos otros, además de los que mencioné antes.

NOSOTROS DECIDIMOS EL DESTINO DE LAS PALABRAS.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s