CR-DESAMPARADOS. La Luz Roja. Ana Isabel Gardela y Eduardo Gardela

Texto del Homenaje “La Luz Roja” a un luchador social. Alvaro Rojas Valverde
Escrito por Ana Isabel Gardela y Eduardo Gardela
2 de marzo 2019 , Teatro La Villa, Desamparados.

LA LUZ ROJA

A don Álvaro Rojas Valverde se le puede catalogar de muchas maneras, así como los tonos de la luz, debido a las variadas tareas que ha realizado en diferentes lugares del país. En marzo de 1950 nace en San José, pero luego sus padres se trasladan a Guanacaste, a un pueblito de Nicoya llamado La Tigra, en donde pasa los primeros once años de su vida, asiste a la escuela y conoce de primera mano lo que significa la vida de un niño de familia pobre en una comunidad rural.
Un hecho sombrío e inesperado es la muerte de su madre que provoca su regreso a San José, a Barrio Cuba, en donde lo oscuro de la miseria se siente en forma intensa y es donde realiza labores de ayudante de panadería. Luego acepta ser aprendiz de zapatero hasta conocer el oficio, siendo apenas un adolescente de quince años.
Es precisamente en ese período cuando emana la chispa, ya que se entera por medio de su “patrón”, de lo que significa la palabra comunista y es invitado a participar en actividades propias de los miembros de organizaciones de trabajadores, estrenándose en la marcha del 1 de mayo en celebración del Día Internacional del Trabajador, en la que se juntan obreros, gente humilde dedicada a diferentes oficios, lo mismo que intelectuales, educadores y hasta personas de una clase social diferente. A los años, don Álvaro se da cuenta de que esa actividad “enciende en su alma un sentido de pertenencia” y que en ella, los primeros destellos rojos lo iluminan para iniciar su vida como militante comunista.
De seguido entabla relación con personas afiliadas a Vanguardia Popular y asiste a actividades formativas y de capacitación que imparte este partido. Luego ingresa a la Juventud Socialista Costarricense, organización juvenil del Partido Vanguardia Popular, e intensifica sus tareas, entre las que se cuenta la venta del periódico Libertad, la lucha por la legalidad del Partido y la lucha contra la guerra de Viet-Nam.
A los veinte años se traslada a Parrita en donde instala un taller de reparación de calzado en La Julieta, el lugar más importante del cantón. Allí ingresa al Comité Regional de Aguirre y Parrita que tiene el Partido Vanguardia en esa zona. Corría el año 1971 y se intensifica su preparación en la Escuela de Cuadros que tiene el Partido en San José, adonde se traslada durante el tiempo de duración de los cursos.
Su participación en esa capacitación aviva el fuego intelectual, y lo prepara para ser elegido como integrante del grupo que saldrá a realizar estudios en la Unión Soviética en 1972, en donde llevan cursos intensivos de economía política, estrategia y táctica del movimiento comunista internacional, historia del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) y filosofía.
Un año después de esa intensa capacitación regresa al país y días más tarde le comunican su designación para sustituir a un camarada que era miembro del Comité Central. Ingresaría como funcionario del Partido para realizar labores en la Zona Sur del país, concretamente en Ciudad Neilly. Allí trabajó arduamente en la construcción del Partido y participó en las intensas luchas agrarias y obreras de esos años, entre las que se cuentan la toma de tierras de las fincas La Vaca y La Vaquita para ser utilizadas por campesinos sin recursos en la región, lo que constituyó un gran paso en la democratización de la posesión de terrenos en nuestro país.
Otra labor digna de destacar es la vigorosa lucha realizada contra la instalación del Comando Sur en Corredores, en donde un destacamento policial llegaba a la zona para reprimir las luchas de los obreros y campesinos. Ahí, muchas veces se veían salir del comando grandes cantidades de policías para desalojar campesinos o antimotines atacar a los obreros en las huelgas.
Mención especial merece su decisión de establecer relación estable con su pareja de toda la vida, como él mismo la llama, su compañera, Carmen Campos, el 19 de diciembre de 1973, con quien tiene dos hijas, que a su vez le han hecho disfrutar de nietos que acarician su existencia.
Ahora bien, el acalorado trabajo realizado en esos años en la Zona Sur dio excelentes resultados en las elecciones de 1974 en las que fueron electos 4 regidores de izquierda para el cantón de Corredores, entre los que se encuentra don Álvaro Rojas, quien también vuelve a ser electo en 1978, donde ejerce la vicepresidencia del Concejo en 1980. Uno de los logros en la gestión del primer período fue haber logrado, por primera vez en la historia de este país, obligar a la Compañía Bananera de Costa Rica a pagar impuestos municipales a pesar de que la mayoría de la gente creía que esta empresa estaría de por vida exenta de todo tipo de tributos, gracias al Contrato-ley suscrito con el Estado. Otro logro importante fue lograr que la electricidad, proveída por un particular con grandes deficiencias en el suministro de energía, pasara a serlo del Instituto Costarricense de Electricidad, lo que permitió tan grandes mejoras que en Corredores se habla de antes del ICE y después del ICE.
Por otra parte, don Álvaro en 1976 es electo miembro del Comité Central, máxima instancia de decisión del Partido, donde irradió a muchos camaradas con su conocimiento. En 1982 fue enviado nuevamente a capacitación en la Unión Soviética, esta vez a un curso especializado sobre técnicas de propaganda con una duración de seis meses en una URSS, a la que le quedaban pocos años de existencia. En ese año también se acordó su traslado a trabajar en San José, en la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUT), una organización que inspiraba respeto en las autoridades laborales y que era afiliada a la Federación Sindical Mundial. El segundo Congreso del Partido, lo había designado Secretario de Propaganda e integrante de la Junta Directiva Nacional y del Secretariado. Al poco tiempo de estar en el Área de Propaganda, publicó junto con los demás compañeros, el periódico Unidad Sindical.
Pero surge un nuevo y sombrío enemigo para las organizaciones de trabajadores. Se trata del solidarismo, movimiento fortalecido en los años ochenta como parte de un plan para destruir el sindicalismo de lucha, especialmente el bananero. En este plan unen esfuerzos empresarios nacionales, las empresas bananeras transnacionales, la Escuela Social Juan XXIII y el gobierno. La tarea encomendada era la de sustituir al sindicato y a la convención colectiva por la asociación solidarista y el arreglo directo.
Ese cambio permitía a los empresarios controlar a los trabajadores y reducir los beneficios en derechos laborales, económicos y sociales que éstos obtienen cuando negocian una convención colectiva. La lucha fue muy dura y muy grandes las pérdidas para el sector laboral, lo que unido a otros problemas que surgieron en la organización del Partido que lleva a su división en 1984, hace que la Confederación Unitaria de Trabajadores se resquebraje y pierda la unidad por la que tanto había luchado. Por esos años también le corresponde a don Álvaro asumir la Secretaría General de la CUT, primero ante la partida de la persona que ocupaba ese cargo y luego al ser nombrado Secretario General en el IV Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores. .
Rojas se involucra así en lo que fue la huelga bananera más larga de la historia nacional y que se produce en un momento en que la Compañía Bananera planeaba abandonar la producción de banano para concentrarse en la de palma africana, lo que concreta después de que finaliza la huelga, con grandes pérdidas para los trabajadores.
En 1988 participa en la Conferencia sobre Centroamérica, realizada en Dinamarca y organizada por la socialdemocracia de ese país, la cual contaba con delegaciones muy variadas, integrantes de distintas organizaciones del área centroamericana.
Tres años después deja su cargo de Secretario General de la CUT y al año se separa también del Partido Vanguardia Popular para volver, después de dos décadas a su oficio de zapatero, encontrándose con los grandes cambios que existían entonces en la producción de calzado y en la venta del producto, lo que hacía difícil solventar las necesidades familiares. Sin embargo, esta situación no dura mucho, pues le ofrecen un trabajo de medio tiempo en el Sindicato de Trabajadores del INA para encargarse de comunicación y así sale a la luz el Boletín La Hoja del Miércoles, imprimida en forma modesta pero con muy buen contenido, que resultó un gran éxito y que se siguió publicando y distribuyendo por todo el INA.
Posteriormente, le ofrecen trabajar en la Asociación de Servicios de Promoción Laboral (ASEPRONA) y más tarde lo hace en el Sindicato de Trabajadores del Banco Popular. En ASEPROLA estuvo 11 años ocupando diversos puestos y con grandes oportunidades de enriquecimiento laboral. Uno de ellos fue la representación de ASEPROLA en el Foro Emaús, una instancia ecuménica de trabajo, impulsada desde la Pastoral de la Iglesia Católica del entonces Vicariato Apostólico de Limón.
Posteriormente, don Álvaro junto con un grupo muy variado de personas participa en la creación del Foro de Acción Política con el propósito de reconstituir una izquierda emergente, capaz de innovar en sus formas de organización y de democracia participativa. En octubre del 2004 forma parte del grupo fundador del Partido Frente Amplio, del que es electo vicepresidente. Este Partido participa por esa vez, solamente en la provincia de San José, en donde quedó electo José Merino del Río, quien lo llama para que de claridad con su saber y experiencia, al trabajo en la Asamblea Legislativa, período en el que sobresalió la lucha contra el Tratado de Libre Comercio.
En enero del 2011, al dejar su cargo de asesor en la Asamblea Legislativa se traslada al cantón de Corredores, donde forma parte de la coordinación Sur-Sur del Partido Frente Amplio. De vuelta en la capital fue miembro del Tribunal de Ética, y del Comité Político del FA. Hoy habita de nuevo en el cantón de Desamparados, en donde también ha dado muchas vueltas al sol junto al calor de su familia.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s