CR-SAN CARLOS. La solidaridad abría las puertas de las casas… Ángela Ulibarri

Bien acomodados caben tres en este espacio. No hay excusa para decir que no hay campo.
Como decía una amiga: cuando la puerta de la casa se cierra todo se puede transformar en cama.
Así eran los Hogares de Paso muy comunes en el San Carlos de Antaño, siempre había campo aunque fuera en la sala Tiraban las esteras, o a veces en el mismo suelo pelado, pasando una noche tranquila, después de haber caminado por horas. Era la gente que venía de muy lejos, atravesando montañas,rumbo a la ciudad, generalmente a tratarse problemas de salud.
La solidaridad abría la puerta de las casas y los corazones .
El mejor ejemplo fue la casa de doña Julia González, que siempre tenía una gran olla de verduras para alimentar a esas visitas, o a quien pasara por allí,
Héroes que no debemos olvidar.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s