CR-SUR. ¡Sibú qui ba ca tonra! Cristhian González Gómez

Se dice que las semillas ditsö germinaron de noche. Por herencia de ese instante, donde el señor Sol dormía, se le otorgaron a los ditsö camuflaje, tendrían a partir de ese momento ojos y cabello color noche. Gracias a la sangre de Iriria heredaron el color de ella, remembranza que de tanto comerian las mujeres ditsö de la misma que las generaciones siguientes tendríamos color de tierra.
Hace 31 veranos y 31 llenas que mi madre dio a luz a un pequeño ditsö. El llanto del pequeño era un pacto: a cambio de nacer llorando llenaría de alegría la vida de su madre y su familia. Gracias madre por el don de la vida. La celebración de un cumpleaños sería mezquino sin mencionar a quien valientemente me dio la oportunidad de venir al mundo.
Gracias a todas y todos uds, por cada mensaje de buenos deseos desde cualquier medio para con este servidor ¡Familia, amigas y amigos, personas de alto afecto, desde la raíz del corazón muchas gracias! ¡Sibú qui ba ca tonra!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s