¡Si lo están botando, me gustaría saber a dónde para ir a recoger unos cuantos kilos!*

Los agricultores están botando enormes cantidades de tomates porque no están conformes con el precio que paga Cenada, si no me equivoco; y se habla de una sobre-producción. Bueno…yo soy mini-agricultora. Hace años cuando mi padre traía cosechas de la finca….bananos-mangos-nísperos-flor de itabo-limones; si se perdía algo me decía…”¿Cómo puede dejar perder esa fruta? Trabajamos mucho para poder tenerla. Yo me sentía culpable porque generalmente se perdía por mi descuido o falta de interés. Entonces se me fue inculcando el valor de no desperdiciar las cosas que llevan trabajo (amor y valor) en su prodcción. Iba a los bares cercanos a la casa y vendía los limones. Comencé a picar el mango y congelarlo para tener fresco y pasteles todo el año. Hacía muchas recetas con los bananos y a veces las vendía o ponía a deshidratar. Hacía mermelada y pasteles de níspero o los vendía a mis compañeros en el canal. En fin, cada vez que veo las tomas donde están botando montañas de tomates, me entra un dolor y ganas de salir corriendo a decirles que ¡no lo hagan! Mire…se me ocurre que cada finca, especialmente donde se produce enormes cantidades de algún producto, debería contar con una fábrica. La comida procesada trae buenas ganancias y generarían más empleo. Se podría producir salsa de tomate con afrecho, salsa de tomate con moringa, con sabores de hierbas… Si lo envasan correctamente puede durar años sin ponerse malo. Podrían exportar las salsas. Y eso no es todo. Se puede inventar hasta cientos de productos con el tomate y mercadearlos. Siempre hay demanda para productos naturales sin preservantes de nivel gourmet. Podrían convertir su producto en oro en lugar de botarlo, lo cual pone un mal ejemplo para niños y jóvenes, ni hablar de los adultos. Nuestra sociedad se ha vuelto una sociedad de desperdiciar y a no valorar siquiera la vida misma. Yo estoy muy a favor de los agricultores, pero no de dar un ejemplo de desperdicio ante toda la población con tal de manipular precios. ¿Y qué de la gente pobre que no tienen qué comer? Podrían hacer toneladas de sopa de tomate y regalarlo en la calle para gente necesitada o regalar a los albergues. ¡Y diay! Simplemente no me parece que botar tan buen tomate sea la forma de resolver la necesidad de más dinero por el trabajo realizado. ¡Si lo están botando, me gustaría saber a dónde para ir a recoger unos cuantos kilos!

*Qué Rico

*Compartido por Eduardo López

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s