CR-LIBERIA. ¡Qué fácil es pedir solidaridad desde las comodidades y privilegios! Max Porras González

SOLIDARIDAD.

En el hospital de Liberia no hay aire acondicionado, ni siquiera abanicos.
Temperatura alrededor de los 35 grados Celsius, en cuartos llenos de personas enfermas, sufriendo dolores físicos y tristezas.

Carlos Alvarado pide solidaridad entre los pobres para soportar mejor la pobreza.
Una solidaria dama pide lo mismo—también a los pobres— ahorrar aún más agua (alguna gente en el área metropolitana solo le llega de 11 de la noche a 3 de la mañana)

Mientras piden solidaridad los diputados van a “trabajar” con un delicioso aire acondicionado y fabrican un nuevo edificio de cientos de millones para estar aún más cómodos.
¿Sabrán del problema en el hospital de Liberia?
¿Podrán ceder un poco de su comodidad por esos enfermos?

Y el presidente tan presto a pedir solidaridad ¿Que sentirá cuando él y su esposa tienen ese clima tan fresquito en casa presidencial mientras “trabaja” por y para las clases privilegiadas de este país, y los pacientes allá en una de las zonas más calientes del país haciéndose viento con pedazos de cartón(cuando pueden)?

¡Que fácil es pedir solidaridad y sacrificios desde las comodidades y privilegios!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s