EUA. RELIGIOSIDAD (al servicio de las malas causas). Sergio Erick Ardón Ramírez

 

Mike Pompeo es un cristiano evangélico, Secretario de Estado de USA, que afirma que fue Dios quien puso a Trump en la Casa Blanca. Lo mismo hace su correligionario y compañero en el estudio de la Biblia, Mike Pence, que tambien ha dicho que fue la voluntad divina la que encumbró a Trump.
A ambos devotos señores poco les importa que los antecedentes de su idolatrado presidente sean muy poco cristianos.
Donald Trump ha sido todo lo que un buen cristiano evangélico no debe ser, con una vida llena de escándalos y trampas.
Los cristianos evangélicos de creencias similares a las de el vice-presidente Pence y Pompeo, son multitud en el gobierno de USA.
Ellos entienden que lo suyo es una cruzada de sanación nacional frente a los no- creyentes y católicos que abundan entre los demòcratas.
Trump, que nadie sabe bien en que cree, se apoya en ellos para sostenerse en el gobierno.
No hay que olvidar que USA es el país del mundo occidental màs apegado a creencias religiosas de todo tipo.
Justamente la creencia de que la Providencia divina le asignò a USA el papel de orientador del mundo, base del Destino Manifiesto que ha sido desempolvado y actualizado, es compartida por este sector de “religiosos” señores, capaces de justificarlo TODO.
Para ellos el catolicismo, actualmente con el Papa Francisco a la cabeza, que es crìtico de muchas de las cosas que salen de la Casa Blanca y del Departamento de Estado, es un obstàculo.
DETALLE que no debemos desestimar.

 

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s