CR. COMUNICADO DE ACODEHU. SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO PARA CARLOS ANDRÉS PÉREZ

el

San José, 25 de marzo de 2019

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN COSTARRICENSE DE DERECHOS HUMANOS – ACODEHU 

CARLOS ANDRÉS PÉREZ SÁNCHEZ: Trabajador de RECOPE Limón-Costa Rica – Expreso político, permanece suspendido de su trabajo y tendrá que enfrentar un nuevo juicio penal, pese a las inconsistencias, que se demostraron en la resolución del Tribunal de Apelación,  26 de febrero 2019.

 

La ACODEHU denuncia:

 

Carlos Andrés Pérez Sánchez, obrero de la Refinadora Costarricense de Petróleos-RECOPE, con 28 años de edad, estuvo detenido durante 100 días, en el Centro de Adaptación Integral de Limón, debido a una condena que dictó el Lic. Sergio Céspedes Rivera, Juez del Tribunal Penal de Flagrancia de la provincia de Limón, quien condenó a Carlos Andrés Pérez Sánchez., como autor responsable de un delito de daño agravado, cometido en perjuicio de RECOPE, por lo que se le impuso la pena de 2 años de prisión y la inhabilitación para ocupar cargos públicos por diez años. NO se le otorgó el beneficio de ejecución condicional de la pena.

 

El joven Pérez Sánchez, a quien se le denegó el beneficio de la ejecución de la pena,  amén de que se le privó de su libertad, durante 100 días, con carácter de prisión preventiva, se le siguió un proceso penal, justo el día 11 de setiembre del año 2018, un día después que él y sus compañeros sindicalistas, decidieran participar en el movimiento de huelga nacional, que concluyó a finales de diciembre de 2018.

 

  • Para la ACODEHU, el joven trabajador Carlos Andrés Pérez Sánchez es inocente de los cargos que se le imputaron, debido a que las acusaciones del abogado de la Empresa de RECOPE y el Ministerio Público, responden a declaraciones contradictorias e infundadas por parte de la Empresa. Además, no se recibieron los testimonios aportados por la defensa del imputado y se detectaron muchos “vicios” procesales y en la resolución condenatoria.

 

Es necesario y conveniente prestar atención al análisis de la Resolución del Tribunal de Apelación de la Sentencia Penal, del 26 de febrero del presente año (2019) porque esta resolución señala los errores e inconsistencias de la Sentencia Condenatoria, con relación a la condena: “como a la denegación del beneficio de ejecución condicional de la pena, pese a que el imputado era primario y a que el monto de la sanción impuesto sí lo permitía”.

 

Para la ACODEHU, a Carlos Andrés Pérez se le privó de su libertad durante 100 días, en condición de PRESO POLÍTICO, porque se le detiene en el contexto de la huelga convocada por los sindicatos y  el movimiento social en Costa Rica contra el Proyecto Ley No. 20.580 (Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas) también conocido como Plan Fiscal que afectaría a la clase trabajadora y a los sectores más empobrecidos del país.

 

Es precisamente en este contexto de huelga, con alta participación de la ciudadanía costarricenses, que el gobierno de Costa Rica, en la cabeza de Carlos Alvarado, se decanta por utilizar represión y criminalización por parte de la fuerza pública, contra el movimiento de huelga pacífico que participaban en las manifestaciones pacíficas.

 

La condena y el encarcelamiento del señor Carlos Andrés Pérez, constituyó uno de los  casos emblemáticos de la criminalización de la protesta social en la medida en que el gobierno de Costa Rica y los medios de comunicación, lo utilizaron como un caso ejemplarizante para el pueblo de Costa Rica, con el fin de intimidar, criminalizar, mediatizar y deslegitimar el movimiento de huelga.

 

Debe tomarse en cuenta que en las provincias de Limón y Puntarenas, lugares en los que se ubican las instalaciones de RECOPE, los actos de represión de la Fuerza Pública fueron excesivamente violentos.

 

En esta ocasión, la ACODEHU logró documentar a través de una denuncia internacional, algunos de los actos de violación de los Derechos Humanos Fundamentales en Costa Rica, durante la huelga del año 2018: 16 casos de personas fuertemente agredidas y 17 casos de personas judicializados, además de otras violaciones contra los Derechos Civiles y Políticos de las y los costarricenses que participaron de dicha huelga nacional.

 

El trabajador Carlos Andrés Pérez Sánchez, se declara inocente ante las acusaciones de la empresa RECOPE y el Ministerio Público de Costa Rica.

 

La ACODEHU reitera que la persecución política que experimenta el joven a partir del  mes de setiembre del 2018 hasta el día de hoy, conlleva serias amenazas a sus Derechos Humanos (civiles, políticos, económicos y laborales). Las cuales se mantienen hasta el día de hoy, dado que se encuentra suspendido como trabajador de RECOPE, además de que tendrá que enfrentar un segundo juicio penal próximamente, el cual es totalmente injusto.

 

Ante la situación descrita, la ACODEHU insta de manera vehemente a la denuncia y solidaridad nacional e internacional de las organizaciones sociales, gremiales y de Derechos Humanos, para que se conceda el sobreseimiento definitivo para Carlos Andrés Pérez Sánchez, a quien se le considera como un perseguido político en Costa Rica.

 

La protesta social es el primer Derecho Humano.

 

Sin Derechos Humanos y sin protesta  social, la democracia no existe.

 

NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL

 

EN LAS DEMOCRACIAS NO EXISTEN PRESOS POLÍTICOS

 

SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO PARA CARLOS ANDRÉS

 

ASOCIACIÓN COSTARRICENSE DE DERECHOS HUMANOS – ACODEHU-

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s