PAUL WATSON: “AHORA SÍ PUEDO, FINALMENTE, AYUDAR A DEFENDER Y CONSERVAR LA VIDA MARINA  EN COSTA RICA Y AMÉRICA LATINA”. Por Sea Shepherd Costa Rica (Oficial).

COMUNICADO DE PRENSA

PAUL WATSON: “AHORA SÍ PUEDO, FINALMENTE, AYUDAR
A DEFENDER Y CONSERVAR LA VIDA MARINA
EN COSTA RICA Y AMÉRICA LATINA”

• Tras 17 años, las autoridades judiciales de Costa Rica ponen punto final a la causa contra el conservacionista PAUL WATSON.
• La prescripción del caso adquirió firmeza recientemente cuando la apelación de la fiscalía fue declarada sin lugar por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de San José.

San José, Costa Rica, 12 de marzo 2019. El capitán Paul Watson, fundador de la organización conservacionista Sea Shepherd ya no es perseguido por la justicia costarricense luego que el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, declarara sin lugar el recurso de apelación de sentencia presentado por el Ministerio Público ante la resolución de sobreseimiento definitivo emitida por el Tribunal de Juicio. La causa contra el notable ambientalista se inició en el 2002 y la resolución del tribunal de Apelación adquirió firmeza la semana anterior.

El 30 de julio del 2018, el Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de San José había emitido sentencia indicando que: “De conformidad con los articulo 1, 30 inciso e), 31, 32, 33, 34 inciso d) e inciso f), 311 inciso d) 312 y 313 del Código Procesal Penal y del articulo 258 del Código Penal de la extinción de la acción penal por prescripción y se dispone sentencia de Sobreseimiento Definitivo a favor del encartado Paul Franklin Watson y se ordena cancelar la orden de captura internacional que pesa en su contra…”

Contra esta resolución de sobreseimiento definitivo, el fiscal Glenn Calvo Céspedes de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción interpuso el jueves 22 de agosto de 2018 un recurso de apelación de sentencia ante el Tribunal de Apelación del II Circuito Judicial de San José, considerando que los tres jueces del Primer Circuito calcularon erróneamente los períodos de tiempo computables para dar por extinguida la acción penal, vulnerando los artículos del 34 inciso f, 141 y 142 del Código

Sin embargo, el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de San José consideró que el reclamo del Ministerio Público no era atendible por cuanto “lleva razón el licenciado Stern Feterman, defensor particular de Paul Watson, al indicar que el tribunal penal acierta al llegar a la conclusión de que en este asunto transcurrió sobradamente el plazo de la prescripción, a pesar de que no es del todo correcto el cómputo que desarrolló en su resolución…”, reafirmando lo que durante años alegó la defensa del ambientalista. El Tribunal de Apelación concluye tajantemente que: “ya transcurrieron los cinco años del plazo de prescripción (específicamente, el día 10 de marzo de 2014), por lo que efectivamente se ha extinguido la acción penal, de manera que la resolución impugnada, a pesar de tener errores en el cómputo de la prescripción (pues consideró el señalamiento de mayo de 2006 como un interruptor de dicho plazo, cuando dicha causal no estaba vigente…”

Los defensores del capitán Watson, el Lic. Abraham Stern y el señor Jorge Serendero, habían denunciado reiteradamente el violento atropello de las garantías procesales de su defendido y ante estas circunstancias, el equipo defensor recurrió a instancias como la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, la Defensoría de los Habitantes y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, organización que designó tres Relatores Especiales para dar seguimiento al caso. Finalmente, tal como lo señaló insistentemente la defensa desde el 2014, el sobreseimiento se da por extinción de la acción penal.

“La resolución del Tribunal de Apelaciones confirma la tesis de este patrocinio y se comprueba en definitiva que desde el día 10 de marzo del 2014 han obligado a mi cliente a litigar el caso injustamente. Durante casi 5 años mantuvieron abierto un proceso penal totalmente prescrito”, comentó el Lic. Abraham Stern después de conocer la firmeza del fallo.

Watson queda así libre de todos los cargos que se le imputaban y particularmente del delito de “peligro de naufragio” contra la embarcación de pesca Varadero 1, de bandera costarricense, un hecho que ocurrió 17 años atrás. Con ello se da fin también a una orden de captura internacional girada en su contra hace aproximadamente 13 años. Vale la pena recordar que los mismos pescadores del Varadero I habían retirado los cargos contra el más activo defensor de la vida marina.

El capitán Watson expresó su satisfacción y felicidad al conocer la prescripción del caso y el levantamiento de la orden de captura internacional que pesaba en su contra. “En las acciones efectuadas aquel día nunca hubo ningún tipo de daño o agresión contra la embarcación Varadero 1, ni a su tripulación. Actuamos con el único y genuino fin de proteger a los tiburones que estaban siendo masacrados”, indicó el conservacionista.

“Durante estos 16 años me negué a presentarme ante las autoridades costarricenses porque para los intereses internacionales de la pesca ilegal, que le han puesto precio a mi cabeza, hubiera sido muy sencillo atentar contra mi vida si era encerrado durante un juicio en una cárcel costarricense y de hecho recibí múltiples amenazas directas”, indicó Watson.

Otras de las razones que indicó para no presentarse a Juicio, fue la posibilidad de que las autoridades costarricenses lo extraditaran a Japón, país que lo considera un “enemigo de sus valores tradicionales” por defender a las ballenas de la brutal matanza de que son víctimas a manos de los balleneros nipones, y que ha sido y sigue siendo disfrazada de “investigación científica”.

“Ahora sí puedo, finalmente, volver a proteger la vida de los mares con libertad”, expresó Watson.

La noticia fue recibida con gran júbilo no solo Paul y la organización conservacionista Sea Shepherd sino, también, por entidades proteccionistas y miles de ambientalistas en todo el mundo que se identifican con la defensa de la vida marina del capitán Watson.

Los hechos:
La causa data del 20 de abril del 2002 cuando la embarcación “Ocean Warrior”, al mando del capitán Watson, se dirigía a Costa Rica por una invitación de su gobierno para firmar un acuerdo de colaboración con la protección de la Isla del Coco, el santuario marino costarricense de importancia mundial.

Un año antes Sea Shepherd había iniciado un plan de ayuda para dotar de equipos a los Guardaparques de esa Isla. También hizo posible la captura de un barco de bandera ecuatoriana, el que fue oficialmente confiscado por los Tribunales locales por pescar ilegalmente en la zona protegida de la Isla.

En su ruta hacia Costa Rica la tripulación del “Ocean Warrior” sorprendió a la embarcación costarricense Varadero 1 aleteando tiburones en aguas territoriales guatemaltecas. La tripulación del Varadero ignoró la solicitud de los miembros de Sea Shepherd de detener esa actividad ilegal. Después de varias horas de intentar persuadir a los del Varadero 1 de no proseguir con esa práctica, el capitán Watson pidió autorización a las autoridades navales guatemaltecas para escoltar la nave al puerto más cercano para su detención.

Después de ese incidente, cuando el “Sea Warrior” llega finalmente a Costa Rica, el capitán Watson se entera que la tripulación del Varadero 1 interpuso una acusación en su contra por peligro de naufragio.

Este caso, que tomó gran notoriedad y captó la atención mundial, generó una serie de críticas a nivel mundial contra Costa Rica por esa acción legal contra uno de los ambientalistas más respetado del planeta.

Una ayuda para Costa Rica
Sea Shepherd ha manifestado reiteradamente su interés y preocupación por la protección y el estado de vulnerabilidad de las especies marinas que habitan en la Isla del Coco y la península de Osa, en especial, las diversas especies de tiburones que han hecho de ese hábitat su refugio natural, pero que lamentablemente son objeto de la pesca ilegal y del aleteo.

Durante los pasados 4 años, Sea Shepherd ofreció reiteradamente proyectos de cooperación para la Isla y el pueblo de Costa Rica, entre ellos, sofisticados sistemas de localización de embarcaciones y una moderna naves patrulleras.

Afortunadamente, con la asunción del actual gobierno de Costa Rica, las autoridades han dado claras señales de apoyo e interés para avanzar en los acuerdos de cooperación con Sea Shepherd.

“Gracias a la determinación e insistencia de nuestro equipo defensor, esto ya pertenece al pasado. Y también quiero agradecer la solidaridad del pueblo de Costa Rica, la ecuanimidad de su actual gobierno y, en especial, la comprensión y apoyo del señor Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez Echandi. Es hora de mirar al frente y retomar los esfuerzos de conservación que nuestra organización y miles de personas hacen diariamente en todo el mundo a favor del medio ambiente. Como lo ha sido siempre durante todos estos años, mi profundo deseo es proteger, junto al pueblo costarricense, ese maravilloso santuario natural que es la Isla del Coco y otras zonas en peligro ligadas al Corredor Marino del Pacífico Este Tropical. Espero que, ahora sí, podamos hacerlo realidad”, indicó finalmente Watson

Jorge Serendero
Spokesperson
Tel.: + (506) 22914090/88759393
Sea Shepherd Costa Rica
DEFEND – CONSERVE – PROTECT

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s