CR-NARANJO. Hoy mientras almorzaba. Jerry Murillo Araya

Hoy mientras almorzaba en una soda que se ubica frente a la terminal de buses TUAN aquí en Naranjo, que dicho sea de paso venden muy buena comida además de la excelente atención de mi amiga Adelita y la señora que le acompaña, me llamó la atención de ver a unos jóvenes que mientras almorzaban, no quitaban la vista de su celular, ni siquiera miraban la televisión a pesar que transmitían un video que les podía interesar.
Soy de la generación que creció con la radio, y ni siquiera teníamos televisor, y al almuerzo solíamos estar reunidos en familia deleitándonos como debía con aquellas deliciosas comiditas que mi viejita preparaba, y solíamos conversar y escuchar durante el reposo, las historias de mis abuelos. La radio estaba puesta y oíamos las ocurrencias de Rafela ( Carmen Granados ) al mediodía o por la noche la Tremenda Corte con Tres Patines y después el Matrimonio Igual con personajes como doña Chona y don Tranquilino ( Carmen Granados y Olegario Mena ). Fueron tiempos inolvidables. En nuestro tiempo libre y después de hacer las tareas de la escuela o el colegio, jugábamos en el patio de don Hugo Ruiz o hasta en la calle mejengueábamos en aquellas polvorientas calles libres de vehículos. Y de verdad nos divertíamos con tantos juegos de niños así como los recuerdos de juventud escuchando en un radio de tubos o transistores Radio Juvenil o Radio Titania para los más romanticones.
Hoy el celular, ese maravilloso aparatito de bolsillo si bien nos comunica con el mundo y es tan multifacético que tiene todo tipo de aplicaciones para entretener a los niños, jóvenes y adultos, incluso mayores se ha convertido en el centro de atención de la gran mayoría de las personas. Ya casi nadie escucha la radio y hasta ni ven televisión. Se socializa poco y reunidos en casa o fuera de ella, la gente casi ni conversa.
Sin duda alguna, la tecnología ha cambiado hasta la forma de comportarse de la gente y estamos en un mundo cibernético deshumanizado, donde las máquinas han tomado el control de todo.
¿Cómo será el mañana que quienes estamos avanzados en edad no veremos?, pero que al menos consideramos vivimos la mejor época a mediados y finales del siglo XX y testigos de tantos cambios en tan solo 50 años, cambios que en miles de años atrás poco se habían dado.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s