CR. Las caretas de los falsos aliados. Madi Soto Paniagua

Este caso de Óscar Arias debería permitirnos también reevaluar lo que como movimiento de mujeres hemos hecho al darle eco a personajes con vínculos en la política tradicional quienes se han vestido de aliados de la lucha siempre y cuando no representara ninguna amenaza para sus líderes ideológicos y políticos, para sus padrinos y figurones. O sea, aliados hasta que sus privilegios se ven en riesgo.

Resulta como mínimo muy particular el silencio o la levedad y supuesta objetividad con la que hoy definen su posición respecto a los abusos de Arias pero como en el pasado se alzaron cual líderes de la lucha, radicalizados y rotundos. Al menos a mí me demuestra que sus posiciones cínicas y oportunistas siempre han estado en función de preservar el orden excluyente y patriarcal de nuestro sistema político del cual han sido parte.

A mí nunca me han convencido, su hipocresía me era y me es evidente, talvez esta es su oportunidad de convencerme de lo contrario ¡PIDAN LA RENUNCIA DE ARIAS AL PLN!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s