CR. Triste. Sergio Erick Ardón Ramírez

Hace unos años un amigo de juventud y ahora acaudalado señor, mientras discutìamos lo que sucedìa en Vietnam.
Èl apoyando la intervenciòn de USA con, medio millòn de soldados, sus bombarderos estretègicos, su napalm, su agente naranja, el minado de los puertos y otras inicitativas bèlicas que costaron a ese pueblo heròico millones de muertos y total destrucciòn. Yo defendiendo el derecho soberano de la naciòn vietnamita a escoger el camino que a bien tuviera.
Al romper la discusiòn que no llevaba a ninguna parte, me dijo: “Ojalà a esos hijueputas chinos les tiren una bomba atòmica”.
Hoy lo he visto de pasada y como si no hubiera aprendido nada de la experiencia anterior gritò: “Ya le llegò la hora a Maduro”.
Es muy triste que haya gente que tenga tanto rencor y tanto miedo. Tanto, como que la soberanìa, la autodeterminaciòn, el derecho internacional, y la vida humana misma no valgan nada.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s