CR-SUR-LONGO MAI. Tengo derecho a este paraíso. Guadalupe Urbina

Yo se que el mundo anda patas arriba, pero el mundo también soy yo, mi patio, mi cuadra, mi caserío, nuestro parque, nuestro río. Es cierto que esto no es un paraíso pero estoy segura y lo puedo demostrar que no es un infierno. Esto es lo mas cercano al paraíso. Porque nuestro Refugio de Vida Silvestre Longo Maï es un fragmento del paraíso que es  la Tierra. Me hace recordar que tengo derecho a este paraíso y me hace tener conciencia de que los esfuerzos hechos por la administración de Longo Maï para conservarlo son muy valiosos y me hacen este regalo. Yo vivo a los pies de los bosques secundarios que tienen árboles y bejucos de 30 y 40 años y algunos mucho mas. Entonces este pequeño mundo, se suma al milagro y a “el derecho de vivir en paz” con la Naturaleza. No es fácil, cuando nos han educado para depredar pero ¿quién dijo que era fácil? el aprendizaje de la solidaridad, de la confianza y el cariño es un reto diario. Los árboles son maestros de la paciencia, del equilibrio, de la vida en la diversidad. Los mas pequeños medran muchas veces a la sombra de otros o bien se elevan hasta arriesgar su vulnerabilidad con tal de acercarse al sol.

Yo se que el mundo anda patas arriba y con el yo también, pero también se que hay un ritmo cotidiano por encima de mi que cada noche nos recuerda la importancia de estar conectadas a ese ritmo a esa banda sonora de la Tierra, del Agua y a todos sus Elementos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s