COSTA RICA- MOVIMIENTO SOCIAL. Leyes vrs Justicia. Ulises Blanco*

*Grito de los pobres
Movimiento Campesino

Nuestro país,  está lleno de leyes,  hay leyes para todo y para todos; pero LA JUSTICIA, es cada vez más escasa.  Se aleja.  Seguro con angustia  por el rechazo que le hacen,  por la falta de  entereza,  por la ausencia de  sentimientos nobles, y se aleja con más rapidez,  por el SILENCIO que hacemos los  costarricenses.  NOS LLENARON DE LEYES Y ESCONDIERON LA JUSTICIA.
Un grupo de personas,  integrantes del  movimiento Encuentro social multisectorial,  visitamos  el pasado 24 de diciembre al joven Carlos Andrés Pérez,  PRESO  POLÍTICO del régimen que impera en nuestro país.  No lo conocía.   Al  ver su cuerpo alto,  delgado y con claros asomos  de adolescencia tardía,  sentí angustia. Al  ver   sus ojos húmedos por lágrimas que disimuladas vertían de sus pupilas  para anunciar el dolor del corazón que reprimía en su pecho,  sentí mucha tristeza. Pero en acto seguido,  asomó  en mi,   una  ALEGRÍA inusual,  VI LA INOCENCIA manifiesta,   personificada en aquel  joven que en forma inexplicable,  le servía  al régimen para externar su sesgo atroz.  El castigo,  no importa a quien,  pero el castigo al fin.  Vi al grupo  y sentí que la expresión era un consenso: represión,  aunque fuera al inocente,  pero  había que exponer a un culpable.  Deseos de venganza  por la impotencia de silenciar a un pueblo entero.
Luego,  Carlos Andrés nos cuenta en detalle lo ocurrido,  y advierte que en vista de la velocidad del proceso y de su  encierro,  aún no tiene compresión de los alcances,  del qué fue,  o cómo fue lo sucedido.  Sencillamente el   Juez  dijo: CULPABLE y así,  de ser un joven trabajador,  desde sus  18 años,  padre de familia, ordenado en sus cosas y con sueños de crecer en todo,  lo convierten en un PRISIONERO PELIGROSO para el régimen y le quitan el derecho de pasar  una navidad  feliz con su familia.
Más de un millón de personas participaron  en las pasadas gestas patrióticas. Durante largos 90 días, hubo expresiones de diversos tipos  y  en el joven  Andrés,  deciden descargar la ira,  producto de la impotencia de no poder silenciar a tanta multitud.  Es un caso que debe ventilarse.  Debe, dársele  la discusión necesaria  y someter a los actores judiciales a revisión  cuidadosa.   Cuando  en este país, con frecuencia dejan en libertad a los verdaderos malvados,  cuando  se pierden miles de documentos en el Ministerio de Hacienda para  que no hayan procesos judiciales  a los grupos dominantes,  declaran al Joven Carlos Andrés, UN PELIGRO PARA LA SEGURIDAD DE RECOPE y lo condenan a  descontar  la pena en la cárcel.
Si hay sicólogos para los árbitros,  al Señor Juez que dictó  tal sentencia,  deben mandarle una media  docena;   pues con su acto deja claro,   que no tiene sentimientos nobles,  pero también deja claro que en su cabeza,  hay ideas que no cuadran  en nada a la aplicación  de leyes versus justicia.  Que por lo inapropiado de su acto,  si se le hiciera un juicio público,  usando  sus propios criterios,  debería condenársele a la horca,  porque dicho Juez,  si es una clara amenaza para la justicia  costarricense.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s