CUBA-VENEZUELA. Fidel Castro y Hugo Chávez. Sergio Erick Ardón Ramírez

Hay quienes los ven como engendro del mal. USA, las oligarquías y la gran prensa los demonizan. Son los culpables de todo.
Otros en cambio los vemos con admiración y simpatía y para nosotros son “culpables” confesos de la nueva realidad que vivimos en América Latina, que apunta al bienestar de la gente marginada y a la unidad de los pueblos.
Ambos, cada cual en su momento y en su forma, supieron conjuntar esfuerzos y allanar los caminos de emancipación que se recorren.
Caminos llenos de dificultades, de aciertos y de desaciertos, enfrentado a la potencia dominante imperiosa y prepotente, y a la propia inexperiencia, porque, auténticos como son, es inédito lo que se hace.
Decía Martí, que los apadrina: “INJERTESE EN NUESTRAS REPUBLICAS EL MUNDO, PERO EL TRONCO HA DE SER EL DE NUESTRAS REPUBLICAS”.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s