CR. Lección. Sergio Erick Ardón Ramírez

Ya que traje a cuento a Guillermo Malavassi, y sin ánimo de confrontación, quiero contar una anécdota.
Malavassi fue diputado en el período 82-86. Fue electo por un partido ultraconservador que ya anunciaba el nacimiento del Movimiento Libertario.
En ese mismo periodo yo estaba en la Asamblea Legislativa habiendo sido elegido en las listas de la coalición Pueblo Unido.
Había en nosotros afán de confrontación y de afirmación revolucionaria.
Malavassi representaba lo más conservador y reaccionario y enfrentarlo era una obligación.
En una ocasión, y fueron muchas, él atacó violentamente al sandinismo que batallaba por sobrevivir, contra la guerra impuesta y financiada por el gobierno de Reagan.
Hizo Malavassi escarnio de los religIosos que eran parte del gobierno de Nicaragua, como los jesuitas Fernando y Ernesto Cardenal ministros de Educación y Cultura, y el Ministro de Relaciones exteriores Miguel D’Escoto.
Los acusaba Malavassi de haber adjurado de los principios cristianos, plegándose a un régimen “ateo”.
Salí en defensa de los religiosos nicaragüenses, argumentando que el problema de Malavassi es que se había quedado con las creencias religiosas obsoletas de la Edad Media.
Me pidió una interrupcción, que concedí, y me respondió diciendo, que favor le hacía al reconocerlo como seguidor de las prédicas de San Agustín y Santo Tomás.que habían en el siglo trece sentado las bases del catolicismo.
Tuve que sentarme y quedarme callado.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s