CR. Los ticos a veces nos excedemos en los formalismos. Hérctor Solano-Chavarría

Más allá del fondo de la cuestión, sí hay una cuestión que me interesa posicionar. Independientemente de las calidades morales e ideológicas de la señora Epsy Campbell, lo cierto, es que me parece de una excesiva doble-moralidad el que se considere mal el que una Cancillería designe bajo criterios políticos a sus embajadores en los países. La política exterior de un país es POLÍTICA, precisamente (hasta suena medio tautológico, pero en Costa Rica hasta ese tipo de cosas hay que explicar), y debe responder a criterios de índole programático, al tiempo que debe responder a los proyectos políticos por los cuales las personas votan en las elecciones. En otras palabras, la política exterior -costarricense, en este caso- de ningún modo debe ser operada nada más por BURÓCRATAS de carrera, debe ser operada por CUADROS POLÍTICOS.

No me interesa para nada defender a la señora Campbell. Ella podrá defenderse sola. Solo me parece que los ticos a veces nos excedemos en los formalismos y muchas veces rayamos en la doble moral.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s