COSTA RICA- TARIFAS ELÉCTRICAS. Basta! No más alzas ! 18 de Dic 5 30 pm Audiencia Pública en ARESEP. Por James Cordero Carazo

¡Basta! Protestamos como costarricenses y consumidores: No más alzas en las tarifas eléctricas, pasado y presente.

LA modernización de un país o de una parte de este siempre se ve financiada por toda la ciudadanía, aunque los beneficios de dicho “progreso” no lleguen a todas las personas que se ven obligadas a costearlo.

Es por esto que en Costa Rica la tarifa de consumo eléctrico específico (costo por unidad de energía o potencia) del sector residencial es casi igual a la del sector industrial, mientras que en los demás países de América Central (excepto Guatemala) hay al menos una diferencia del 40%, parece que ser la Suiza centroamericana no sale de gratis.

Costa Rica nunca ha tenido problemas de abastecimiento eléctrico, ya que nacionalizó las fuerzas eléctricas (fuentes de trabajo capaces de producir electricidad) el 26 de julio de 1928 a través de la creación del Servicio Nacional de Electricidad (SNE), un proyecto de ley presentado al congreso de la república por el expresidente Alfredo González Flores, el cual fue el producto final de un gran movimiento nacional llamado la Liga Cívica.

Más bien, siempre ha contado con un “colchón” de aproximadamente 40%; aún así, en el presente milenio se han impulsado mega proyectos hidroeléctricos como Boruca, Reventazón y Diquís, los cuales responden a una lógica de extractivismo para la exportación de energía eléctrica través del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC).

Esto desde el sector público, pero no se puede olvidar que los proyectos de generación privada lograron posicionarse a finales de los 80’s con la aprobación de una ley promovida por el presidente Oscar Arias Sánchez, la cual obligaba al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a comprar una cantidad definida de energía eléctrica a los productores privados, aunque su costo de generación fuera mucho mayor. El propio presidente fue beneficiado con dicha ley ya que empezó a vender a electricidad a través de cogeneración en turbinas de vapor utilizados en sus ingenios azucareros de la cuenca del Tempisque.

En Costa Rica han sido numerosas las luchas y movilizaciones sociales en el tema de electrificación, tanto para obtenerla como en contra de alzas en las tarifas. En el campo de la electrificación muchas comunidades fuera de la urbe capitalina accedieron al suministro eléctrico debido a su organización y exigencia sobre los gobiernos locales y las instituciones del aparato estatal, no por la obra y gracia de los gobiernos como lo ha relatado la mentira oficial del PLN, la cual nos narra una ficción surrealista donde el presidente la republica firmo un papel y mágicamente apareció un poste de electricidad en cada pueblo.

En las luchas contra el alza de las tarifas se puede mencionar dos de gran importancia para la memoria histórica.

  • 1962 – Cartago

  • Se realizaron más de 26 reuniones ciudadanas para tratar el tema, las cuales fueron apoyadas por Radio Victoria, la cual inclusive fue amenazada de perder su licencia de transmisión por el presidente de la república.

  • El 23 de noviembre a las 7:00 pm alrededor de 5000 personas se reunieron en el centro de Cartago para discutir sobre el tema, dicha reunión había sido prohibida por el presidente de la republica horas antes, mandando cercar la calle donde se encontraba Radio Victoria, violando la constitución política que permitía la libre reunión para fines pacíficos.

  • La ciudadanía fue reprimida por más de 100 policías venidos de la Tercera Comisaría de San José (debido a la idiosincrasia y cultura política cartaginesa, en esta ciudad no había escuadrón de rompehuelgas o antimotines) con disparos y culatazos de bayoneta calada y rifles, después de un enfrentamiento que había iniciado con disparos de ametralladora al aire y gases lacrimógenos, el cual fue respondido con piedras.

  • Dicho armamento y despliegue sangriento de represión fue producto del entrenamiento militar patrocinado por Estados Unidos, que recibía la guardia civil en Fort Gullick, Panamá

  • Se trató de una verdadera lucha campal, la cual se extendió por varias calles de la ciudad de Cartago y por varias horas. A la 1:00 la Guardia Civil declaró zona de sitio mientras ordenaba refuerzos a San José.

    • Tres personas asesinadas y más de 39 personas heridas y detenidas fue el saldo que dejó la orden del presidente Francisco Orlich Bolmarcich. Nada extraño debido a su corte armado del expresidente, ya que había sido uno de los principales mercenarios dirigentes de la guerra civil. Aún así, ordenó reprimir sin cuartel a una de las poblaciones máss beligerantes a favor del PLN, había traicionado a sus votantes incondicionales a menos de seis meses de las eleccionesLa represión continuó con golpizas y detenciones por varios días, fueron 26 personas las detenidas y llevadas al cuartel después de la batalla.

    • La batalla tuvo una importante victoria para el movimiento popular y regional de la provincia de Cartago, se eliminaban las alzas y se creaba la Junta Administradora de los Servicios Eléctricos de Cartago (JASEC), aunque el costo fue demasiado alto.

    • 1983 – Hatillo

    • Durante ocho años de gobiernos del PLN (1970-1978) el gasto estatal había crecido significativamente, aunado a esto el gobierno no había querido proponer leyes para gravar al gran capital que financiaba sus campañas electorales y también se había incurrido en un fallido proyecto de industrialización llamado Corporación Costarricense de Desarrollo (CODESA), mal diseñado y mal implementado por el gobierno de Daniel Oduber Quirós.

    • Para 1978, el presidente Daniel Oduber Quirós no había querido tomar decisiones impopulares como aumentar el precio de la canasta básica o los servicios públicos para no afectar negativamente la campaña de Luis Alberto Monge Álvarez.

    • Rodrigo Carazo Odio asumió el gobierno y el problema de la deuda publica estalló después de 8 años de creciente gasto estatal sin una reforma tributaria que lo sustentara. El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió que se privatizaran importantes instrucciones del estado social como la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) por lo que sus delegados fueron expulsados del país por el presidente Carazo Odio.

    • Para 1983 ocurrían huelgas de médicos, educadores, técnicos del ICE y trabajadores de la Standard Fruit Company, tomas de tierras en la Zona Sur y el presidente Luis Alberto Monge Álvarez pacta con los organismos financieros internacionales e implementando un plan de aumento de tarifas escalonadoEse fue el contexto socioeconómico en el cual se desarrollaron las protestas de 1983 en contra de las alzas en las tarifas eléctricas para paliar la crisis que habían generado 8 años de pésima gestión tributaria por parte del PLN y una política económica indecisa por parte del último presidente de Costa Rica (Rodrigo Carazo Odio)
      Las manifestaciones se mantuvieron desde abril hasta el 10 de junio, uniendo 52 organizaciones sindicales y 140 comités de lucha que habían pactado no pagar el recibo eléctrico del mes de abril

    • Se realizaron manifestaciones y bloqueos en comunidades de todo el país como: Nietos de Carazo, Sagrada Familia, Concepción de Alajuelita, Tilarán, Guápiles, Siquirres, Cañas, Ciudad Colón, Santa Ana, Puriscal, López Mateo, Sixaola, Los Lagos de Heredia, Calle Morenos, Clínica Solón Núñez, San Sebastián, 15 de Setiembre, Desamparados, Aserrí, Turrialba, Cinco Esquinas de Tibás, San Antonio de Belén y Paraíso.

    • El 9 de junio, San José amaneció completamente bloqueado por el movimiento popular de las comunidades de Hatillo (un verdadero bastión de lucha en la capital) y al gobierno lo tocó negociar y aceptar la posición del Comisión Coordinadora de Lucha contra el Alza de los Servicios Eléctricos dirigido por el militante del Partido Vanguardia Popular (Partido Comunista de Costa Rica) Hubert Méndez.

    El martes 18 de diciembre, el pueblo de volver a tomarse las calles ya que la ARESEP (la institución publica neoliberal por excelencia) planea aprobar un aumento de 21.02% en las tarifas de sistema de distribución (expediente ET-048-2018) y 39.07% en las tarifas de sistema de generación (expediente ET-048-2018) las cuales son exclusiva responsabilidad de la empresa que quiera competir en el mercado eléctrico.

    Sin embargo, la corrupta ARESEP aprobó de forma unilateral una metodología para trasladarle al consumidor dichos aumentos (expediente IRM-001-2018). Queda más que claro, le quieren cobrar al pueblo la estafa de Oscar Arias Sanchez y su proyecto hidroelectrico El Diquis.

    Referencias

    Aguilar Bulgarelli, O. (2018). Carazo, el último presidente. San José: Progreso Editorial.

    Alvarenga Venutolo, P. (2005). De Vecinos a Ciudadanos: Movimientos comunales y luchas cívicas en la historia contemporánea de Costa Rica. Heredia: EUNA.

    de la Cruz, V. (1983). Las luchas sociales en Costa Rica: 1870-1930. San José: Editorial Costa Rica.

    Fernández Robles, J. A. (1985). 100 años de actividad eléctrica en Costa Rica: 1884-1984. San José: Litografía e Imprenta LIL.

    ICE. (2014). Plan de Expansión de la Generación Eléctrica: 2014-2035. San José: Instituto Costarricense de Electricidad.

    Molina, I., & Palmer, S. (2017). Historia de Costa Rica: Breve, Actualizada y con Ilustraciones. San José, Costa Rica: Editorial UCR.

    Rovira Mas, J. (1987). Costa Rica en los años 80. San José: Porvenir.

    Comentarios

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s