CR-HUELGA DÍA 82. Es el momento de deponer la heróica huelga. Rodolfo Ulloa Bonilla*

La decisión de iniciar o terminar una huelga no puede ser adoptada sólo por razones jurídicas. Lamentablemente esto es lo que ha ocurrido con la huelga en el magisterio. Las llamadas bases sindicales una y otra vez han rechazado acuerdos a la espera de sentencias judiciales que establezcan si el movimiento es legal o ilegal, sin consideración del entorno socio-político en que desenvuelve el movimiento.
Si la huelga es por razones políticas como el actual movimiento contra el combo fiscal, entonces lo que corresponde más que análisis jurídicos son análisis políticos de la coyuntura para tomar decisiones acertadas y continuar la lucha.
Hay que aceptar con todas sus consecuencias que el objetivo que se propusieron los sindicatos tal cual no se ha logrado. No se pudo enterrar el combo fiscal. Esa es la realidad. Hay logros parciales tangibles obtenidos, ahí está el grado de articulación sindical alcanzado tanto de las dirigencias como de las bases en las regiones, la elevación del nivel de conciencia de la población trabajadora sobre los verdaderos alcances del combo fiscal y las causas reales del déficit fiscal, la alianza con sectores agrarios y comunales, y algunas pocas enmiendas que le aceptaron al diputado José María Villalta y otros diputados.
Un balance más integral y con sentido autocrítico de estos más de 80 días de huelga corresponderá hacerlo a la Unidad Sindical y Social, pero lo cierto es que no se pudo parar el combo fiscal, aunque el movimiento ha triunfado en los terrenos de la moral y la ética.
El Expediente 20580 fue aprobado en la Asamblea Legislativa en primer debate, 35 diputados y diputadas votaron a favor y 22 en contra. Fue enviado a la Sala Constitucional y este tribunal ha dicho que el Expediente 20580 no tiene problemas de constitucionalidad ni por el procedimiento ni por el fondo.
La Asamblea Legislativa está a la espera de recibir la sentencia completa y en cuanto llegue entrará en agenda y se votará y aprobara en segundo debate el proyecto de ley. Y el presidente Alvarado lo firmará y se publicará en La Gaceta y empezará a regir.
En la sociedad la huelga magisterial ha ido perdiendo apoyo. El poder mediático y otros poderes fácticos juegan su papel manipulador en esto, pero la verdad es que también hay cansancio entre la gente que aun apoyando la lucha contra el combo fiscal no entiende para qué prolongar la huelga más tiempo. Hay trámites de fin e inicio de curso que no se hacen causando malestar a madres y padres de familia y al estudiantado.
En estas condiciones lo que corresponde es levantar el movimiento después de negociar, como se ha hecho con las autoridades ministeriales, las condiciones en que se volverá a trabajar. Se trata de una decisión política como corresponde y no jurídica. Pensar con el corazón caliente, pero con la cabeza fría.
Seguir creando falsas expectativas no es correcto. Una acción de inconstitucionalidad es posible, pero dura muchos años en resolverse. La recusación de los jueces que resolvieron ahora la consulta de los diputados y las diputadas para esa acción de inconstitucionalidad es posible, pero no resuelve nada en lo inmediato. Una acción o denuncia ante tribunales internacionales es posible, pero dura muchos años en resolverse. Seguir esperando para que un juez resuelva, pero sabiendo que lo puede hacer sin mayor fundamento no tiene sentido. Los pleitos legales hay que dejarlo en manos de los abogados de los sindicatos, pero no puede depender de ello el que se siga o no en huelga.
No toda la batalla se ha perdido y la guerra continúa. La autoridad moral y ética alcanzada nadie se las va a quitar a las miles de personas huelguistas. Se vienen nuevas luchas y no es bueno agotarse en esta contra el combo fiscal hasta un límite de aislamiento donde después ya no se quiera escuchar la voz indispensable en la vida nacional del Magisterio.
Los partidos tradicionales PLN y PUSC han puesto ya las cartas sobre la mesa. Después del combo fiscal les interesa seguir profundizando la agenda neoliberal incluyendo el recorte máximo de los gastos públicos, una política económica al servicio de las transnacionales y la oligarquía financiera y el deterioro de las libertades sindicales. Dada la debilidad del PAC sólo le queda seguir como furgón de cola de los partidos tradicionales. Está por verse el posicionamiento de otras fuerzas parlamentarias y extraparlamentarias en la coyuntura.
Como en el ajedrez hay que aprender de cada batalla en el tablero para poder alcanzar victorias seguras en el futuro. Un revés táctico se puede convertir en una victoria estratégica si se sabe corregir y avanzar. Esta es la opinión estrictamente personal de un ciudadano que ha respaldado el movimiento contra el combo fiscal, que reconoce el papel heroico y sacrificado del magisterio, pero que entiende que ha llegado el momento de deponer la huelga.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. laumar18 dice:

    El magisterio , Anep y sindicatos hemos puesto nuestra parte y el resto? Ulloa usted no puede ni opinar

    Me gusta

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s