CR-NARANJO. El sueño de Los Pueblos ¿quién nos detendrá? Por Carlos Manuel M. Jiménez.

En lo que mi concierne,
hay que dejar en claro que, el Gobierno, no puede construir Justicia, no puede porque éste, procede de un sistema de control que avala y permite la Desigualdad, es más considero de que nunca habrá igualdad en el tanto permitamos que nos dirijan quienes son cómplices. En cuanto al sistema legal (de Justicia) dentro del país, dudo de una Sala Constitucional que ha permitido la Desigualdad y que a pesar de las necesidades y condiciones existentes -de una radiante y vergonzosa pobreza-, no se proclama (la Sala) y exige Justicia, en consecuencia, de su idea o de la idea que supuestamente defiende ¿Pero qué cosas no?, si la Ley No produce justicia, ¿qué la producirá?, evidentemente nada, pues es una patraña del poder para mantener el orden social y la idea de país, de República. Si por ejemplo, de los pueblos de nuestro país sobrevinieran representantes para ejercer la soberanía y tal vez lográramos construir una gran Asamblea justa de los pueblos y decidiéramos dar inicio a un nuevo país con nuestras reglas justas, mucho mejores en su defecto que la lacra que nos gobierna, no es cierto que renacería la República construida desde los pueblos y no es cierto que sí es posible, pues en la semblanza más amplia del significado de la Libertad, la Democracia, es el Poder del Pueblo (Los Pueblos), quién detendrá a las multitudes abocadas pacíficamente, ¡nadie podría!, pues somos miles de miles y ellos apenas cientos. Perdemos el tiempo discutiendo y combatiendo en contra del Goliat que nos intenta vencer, la Libertad, llegará el día en que todos los pueblos nos organicemos y decidamos ser independientes de las decisiones NO vinculantes de la casta que se dice gobernarnos, y llevemos a cabo acciones constructivas-positivas y constantes; así cuando hayamos construido nuestra partida, en nuestro campo, convertiremos las mentiras que nos han atado en la fuerza más soberana que día con día se levantará en nuestro país y en el continente, en la voluntad, del nunca volver atrás, en la voluntad absoluta que posee un alma decidida, en la voluntad de vivir como siempre hemos soñado, libres.

*Carlos Manuel M. Jiménez, Naranjo CR

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s