CR. Los profesionales que crecimos descalzos. Dany Viya Lobos

Así es Manu Zúñiga. Todos los profesionales que crecimos descalzos, deberíamos coincidir en que un título (cartón), un saco o una corbata no merecen ningún respeto per se. Recuerdo cuando nos conocimos en el bajo de las termales. Pelo largo y casa de madera con piso de tierra. Sé que eso es un orgullo que no se cambia por nada. Sabemos que somos casualidades del sistema, herencia de las luchas sociales del siglo XX. De Carmen Lyra, Brenes Mesén y otros que quisieron lograr mayor igualdad dando acceso a educación universal. No merece respeto cualquier hijoepapi que nos quiera seguir viendo por encima del hombro.

Citando su gran frase: “Los docentes no aspiramos a gobernar este país-desgraciadamente- pero si aspiramos a una mayor justicia social; aspiramos a una sociedad más igualitaria; aspiramos a una educación pública de calidad como mecanismos reales de movilidad social; aspiramos a que nuestros hijos no sean perseguidos por viejos fantasmas que se alimentan de la ignorancia de los pueblos.”

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s