CR-HUELGA DÍA 61. Institucionalidad pública y penetración territorial. Pablo Morales Rivera*

La penetración de la institucionalidad pública en el territorio nacional, comprende, desde ciencias como la Política, Historia y Geografía toda un área de conocimiento académico.

Algo que algún asesor del Ministro “ternurita” debería señalarle, para que dimensione un poquito a lo que se está enfrentando.

Es muy fácil, desde el Valle Central o desde algunas aulas de la Rodrigo Facio, no comprender como un gremio le hace más caso a dirigentes sindicales -satanizados un día si y otro también por la prensa y el Gobierno- que a su jerarca o al Presidente.

Sobre este tema, la Historia resulta una ciencia poderosa cuando encuentras ejemplos donde la realidad te materializa todo aquello que teorizamos desde las universidades.

Entonces comprendemos como ese ejercito de patriotas que es el Magisterio Nacional, siguen firmes en lo que los medios no paran de llamar, “una huelga sin sentido”.

Esos maestros saben muy bien de donde vienen, y yo lo recordé, en una anécdota relatada por la profesora Beatriz Ferreto, hace nada, poco más de tres años, leamos con atención:

“Buenos días. Ayer, tuve una de las experiencias más lindas de mi trajinar apsino por conseguir el pago de la Zona de Menor Desarrollo para los compañeros(as).
Por razones que desconozco le tengo horror a subirme a embarcaciones pequeñas en aguas profundas, así que abusivamente, solicité a los apsinos de la Isla Caballo que querían conversar conmigo sobre este tema, que nos viéramos en el Puerto. Tenía que ser después de clases y un viernes que ellos salen para su hogares. Así que nos reunimos, acompañados de un helado, en la Capitanía bajo un frondoso árbol que nos daba sombra.
10 trabajadores tiene la Isla: 3 maestros,( 2 de ellos en Playa Torres), 6 profesores de secundaria, un director y una conserje. Allí conocí su realidad: no hay agua más que de pozo, no hay luz eléctrica ni teléfono y naturalmente no hay internet. Llevan su comida semana a semana para cocinar entre todos,llevan el agua para tomar, duermen como sardinas en la escuela vieja, en medio del calor sofocante, tienen que viajar ida y vuelta primero en ferry hasta Playa Naranjo y luego en panga por más o menos 30 minutos, de acuerdo a cómo esté el viento. Tienen alumnos y alumnas hasta de 32 años, muchos trabajan en la pesca pero son cumplidísimos llueve o truene y hacen grandes sacrificios para estudiar, incluso madres de familia.
Ellos y ellas, los trabajadores, llegaron sonrientes, sin almorzar, zarandeados por el viento, orgullosos de su Isla y de sus estudiantes, pero dispuestos a luchar.
La institución es un “gallo-gallina, no están consignados como colegio rural o telesecundaria y por lo tanto no les pagan el incentivo de Zona de Menor Desarrollo, no les pagan tampoco zonaje por laborar en zona incómoda-insalubre, no pagan la coordinación académica, no le pagan recargo a la conserje, la maestra da todos los grados pero tampoco tiene recargo, todo porque a algún genio ministerial el año pasado se le ocurrió establecer la modalidad de Educación General Básica (IEGB).
Qué bonito es desde un escritorio en una oficina (burocracia) pasarle por encima a los derechos de los trabajadores y trabajadoras.
Regresé a mi casa motivada para luchar junto con ellos para que se les haga justicia!” Marzo 2015

*Pablo Morales Rivera, San Sebastián CR

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s