CR. Doctrina del shock. Israel Guillén González*

Releyendo la doctrina del shock, Naomi Klein, nos relata que M. Friedman aprendió, y enseñó con el Chile de la dictadura de Pinochet como laboratorio; la importancia de aprovechar las crisis reales o inducidas, para imponer PAQUETES de medidas rápidas de transformación económica: reducción de impuestos a las empresas más poderosas; libre mercado; recortes de gastos sociales; privatización de servicios y liberalizaciones y desregulaciones generales.
Predijo que “la velocidad, la inmediatez y el alcance de los cambios económicos” provocarían una serie de reacciones psicológicas en la gente “que facilitarían los procesos de ajuste”; a eso lo llamó “tratamiento de shock económico”.
Así han actuado los neoliberales desde hace décadas. Siempre que los gobiernos han impuesto programas de libre mercado de gran alcance, han optado por el tratamiento de shock, que incluye “todas las medidas de golpe”, y que nuestro pueblo llama COMBOS.
Por qué una reforma fiscal tiene que incluir medidas contra el empleo público? O una “regla fiscal” para encubrir la privatización de instituciones públicas como la CCSS?
Con discursos del miedo, apocalípticos, con el combo fiscal en una mano, y la manipulación del tipo de cambio del dólar pretenden poner en shock, en parálisis a la gente para impedirle actuar.
Así presionan, asustan, chantajean no sólo a la población, sino también a los magistrados de la Sala IV.

*Israel Guillén González, Hatillo CR

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s