CR. Me topé a mi maestra de escuela. Ricardo Villegas

Hoy mientras caminaba hacia el trabajo, me topé a mi maestra de la escuela. Me contó, con una gran sonrisa que logró por fin pensionarse y estoy seguro que durante esos segundos se reflejó en mi cara la misma admiración y alegría con la que la observaba en el aula.

Fue ella quién me regaló mi primer libro, que era uno sobre personajes históricos. Quizás nunca tuvo claro lo trascendental que ese pequeño acto ha sido en mi vida. Espero poder decírselo la próxima vez que la vea.

Me despedí y seguí mi camino pensando en la enorme nobleza que representa una profesión cuyo espíritu está en darle tiempo, paciencia y esfuerzo a otras personas para que estas adquieran algún tipo de conocimiento. La nobleza de enseñar.

Pienso también en el paso del tiempo, que veo reflejado en el rostro de la Niña Meyi como en el de tantos otros educadores y soy consciente de ser quién soy también gracias a ella. Deseo llevar siempre vivo el recuerdo de su amor y dedicación por nosotros.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s