BRASIL. Extremismo en auge. Sergio Erick Ardón Ramírez

A lo de Brasil hay que ponerle atención.
La posibilidad de la ascensión de Jair Bolsonaro a la presidencia del más grande y poblado país de América Latina es inminente. Y es que Bolsonaro no es un simple derechista de esos que abundan. Es un extremista radical que dice admirar a Trump y odiar a negros e indios, gays, izquierdistas, feministas, ecologistas, y a toda aquel que se salga del molde conservador. Un verdadero fascista.
Con él en la presidencia Brasil podría convertirse en la punta de lanza de agresiones directas y de aventuras militares.
Entraría Brasil, a lo interno, en un torbellino de profundos conflictos y en la agudización de las notables diferencias que lo hacen el país más desigual del mundo. Con un sur opulento y un norte empobrecido.
Que ese sea el trance es el resultado de la galopante corrupción de los políticos de todos los colores y posiciones, que han abierto las puertas a las salidas violentas y extremas.
Lula que mantiene un gran liderazgo entre los humildes del pais y la intelectualidad, lo tienen bajo rejas con acusaciones sin pruebas, limitado en su accionar político.
Si el desenlace fuera el que anuncian las encuestas y Bolsonaro venciera, tendríamos en América Latina las manos llenas para poder neutralizar la ofensiva regresiva que se viene.
El peligro es inminente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s