CR. Desaprobación. Sergio Erick Ardón Ramírez

Un proyecto de infraestructura que no es prioritario debe esperar.
Mas cuando sabemos, y nos repiten, incluso con drama incluido, que las posibilidades económicas del Estado estan seriamente menguadas.
He puesto atención a las explicaciones del rector de la UNA y no convencen.
Esa inversión debe y puede postergarse, no solo por razones obvias de ahorro, en las circunstancias que vivimos, sino por elemental tacto político.
No se hace fácil explicar que se gasten tantos millones de recursos frescos, en direcciones accesorias, cuando tenemos la casa ardiendo y las prioridades deben ser otras.
Como que se ha convertido en costumbre, de los personeros afines al gobierno, casi en consigna, “meter la pata”.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s