CR. Lección aprendida. Sergio Erick Ardón Ramírez

Desde su nacimiento, con un Ottòn Solìs plantado contra las polìticas neoliberales y privatizadoras, y denunciando con fuerza la corrupciòn que habìan preconizado tanto el PLN como el PUSC, fui de los que pensò que ese mensaje que atraìa a tantas gentes de las capas medias hastidas de desgobierno, harìan del PAC un nueva fuerza transformadora.
Aboguè siempre por la comprensiòn y excusè debilidades y palanganeos aduciendo que eran problemnas de inmadurez y crecimiento.
Sin mucho dudarlo ubiquè a ese partido, aùn informe y contradictorio en el lado progresista del arco iris polìtico nacional.
Cuando se realizò aquella iniciativa unitaria que se llamò Coaliciòn VIVA impulsada por Mariano Figueres, participè con entusiasmo en ella.
Despues, una vez Luis Guillermo Solìs en la presidencia, caì en la cuenta de que habìamos sido utilizados y que la tal propuesta unitaria tenìa el propòsito de abrir las puertas del Zapote a Solìs y poco màs. La configuraciòn del gobierno asì lo aclaraba.
Trastabillando, siempre cediendo a los poderes tradicionales, ese gobierno significò un verdadero fiasco.
Vino luego la dramàtica coyuntura electoral que nos llevò a cientos de miles a optar por una opciòn, la del PAC, que por lo menos reguardaba al paìs de caer en una espiral de religiosidad excerbada y atraso, salvaguardando las muy justas reivindicaciones de las minorìas sociales.
Ya para entonces no cabìan ningun tipo de ilusiones sobre el progresismo del PAC.
Entregado el mando de lo esencial a los conservadores de Piza, tampoco supo este gobierno de Carlos Alvarado siquiera sostener su supuesto compromiso con esas reivindicaciones sociales. Las aparcò “para cuando las considere conveniente” nos dijo Alvarado, con voz autoritaria.
De entonces a esta fecha, en que tanta gente se ha levantado para pedir ser oìda, sin conseguirlo, la imagen de ese PAC, presuntamente con arrestos progresistas, se ha desdibujado tanto que ahora lo encontramos fundido con las fuerzas polìticas que denunciaba por neoliberales y corruptas, y como obstàculo principal para que el paìs alcanzara el bienestar y la estabilidad social.
Està claro que le deriva claudicante se ha impuesto y que no cabe esperar rectificaciòn, puesto que parece haberse alcanzado el punto de no retorno.
Para lograr los objetivos de transformar para bien el paìs, ahora sabemos que toparemos con otro escollo, cierto que menor y debilitado, ya no seràn solamente los tradicionales baluartes del conservadurismo, el PLN y el PUSC, ahora tendremos que lidiar tambien con un PAC, en proceso acelerado de ser absorbido.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s