CR. La grandeza de don José. Karina Gutiérrez

De Don José Merino se puede contar millones de historias de su vida revolucionaria, de su capacidad intelectual y de su obra. Pero su calidad humana era su más grande cualidad, el era como un padre para todos sus compañeros partidarios sobre todo con los jovenes. Era protector, cálido y muy sensible. Entre las cosas que no olvido y añoro de el, era su interés genuino por su gente. Siempre al saludarme me preguntaba como me iba en el trabajo, donde estaba trabajando y si me sentía bien en el. Luego al terminar la manifestación le decía a algún compañero de su confianza como Otto Ureña Badilla o Franco Martinez que me fuera a dejar a la parada de bus de Alajuela para que no me pasará nada en el camino. La grandeza de don José era extraordinaria, seguimos tu camino camarada y amigo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s