CR. Hay gentes imprescindibles, José Merino del Río era uno de ellas. Alvaro Rojas Valverde

Que nadie es imprescindible, se dice, y se acepta. Yo no lo acepto. Hay gentes imprescindibles, José Merino del Río era uno de ellas. Su partida significó una pérdida irreparable para esta Patria, para la izquierda y el progresismo en general, y para el Frente Amplio. Y es que en él se reunían un conjunto de características difíciles de encontrar -juntas- en una persona, aún en un revolucionario. Lealtad a toda prueba hacia el pueblo, hacia la gente más desfavorecida, firmeza de principios, flexibilidad política, vocación unitaria, capacidad crítica, espíritu militante, demostrado en las tareas grandes y pequeñas, si es que las hay en la lucha revolucionaria, capacidad para traducir al pueblo, de forma comprensible, la coyuntura política, tesón, rigurosidad para criticar el sistema desde el conocimiento. Estas son sólo algunas.

Si, José era imprescindible para nosotros. Su siembra fue intensa y ha fructificado a lo ancho y largo del país.

Cada aniversario sentimos, junto al dolor por su partida, el compromiso de continuar su obra, de ser cada día mejores, de no perder ni un ápice de nuestra sensibilidad para acompañar al pueblo en sus luchas, sueños y esperanzas.

En la foto, José con un grupo de compañeros y compañeras de Siquirres, en una reunión en la campaña contra el TLC.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s