CHINA. Implacables. Sergio Erick Ardón Ramírez

Meng Hongmei era, hasta los primeros días de la semana pasada, jefe de la Interpol desde el 2016 y Vice Ministro de la Seguridad Pública de La República Popular China. Por tanto hombre poderoso.
Hoy sabemos que está preso en China acusado de recibir sobornos.
La lucha contra la corrupción en ese país es implacable, y en algunos casos expone a los acusados a la pena de muerte- cosa que nos parece una aberración-
Aquí en el patio íntimo, con tantos casos de corruptelas denunciadas y conocidas, a hoy, solo un acusado guarda prisión rodeado de comodidades y presentando por alguna prensa como un impoluto caballero de empresa.
El paso por prisiones y tribunales es rápido y siempre amable con los ex-presidentes y jerarcas encontrados delinquiendo.
Todos terminan siendo “víctimas” de extrañas conjuras y malos entendidos, y vuelven a la arena política e institucional como consejeros de confianza y sabelotodos.
Si de los chinos hemos admirado su laboriosidad, mal no nos haría pasar tambien a admirar su firmeza a la hora de enfrentar la corrupción.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s