CR. Albino (un intento de aniquilamiento). Sergio Erick Ardón Ramírez

Nunca he conversado con Albino Vargas, pero de él si he oído tanto que casi lo veo como alguien conocido. Sus formas y sus desplantes no me hacen gracia, si le reconozco su tezón y su perseverancia.
Albino ha sido demonizado, y contra él se han ensañado. A los que no les molesta o incluso les parece razonable que haya quien se embolse un salario de doce millones o más, de platas de todos nosotros, les escandaliza que Albino gane, pagado por los afiliados a la ANEP, un salario, cuyo monto no conozco, pero que sé es muy, pero muy inferior, como Secretario General.
El movimiento de huelga, respaldado por mucha gente más allá de los sindicatos, tiene muchos dirigentes: de los maestros y profesores, de los empleados del ICE, de los de la Caja, de otras instituciones estatales, de los agricultores, de los pescadores.
Albino Vargas es uno de ellos, pero no es el mandamás.
Sin embargo lo han cogido contra él, y a través de él, creyendo haberlo desprestigiado, con ese ensañamiento encarnizado, han querido golpear a todos los que están plantados.
Dándole el papel que no tiene, y una importancia superlativa, lo que están logrando es que Albino se convierta en mártir o en alternativa.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s