CR-HUELGA. El gobierno ha cometido crasos errores. Arturo Gudiño Briceño.

Mañana lunes arranca la segunda semana de huelga del sector público, que tiene el apoyo una gran cantidad de ciudadanos como lo demostró la gigantesca marcha del pasado miércoles 12 de septiembre, aunque hay algunos ciegos que nunca la vieron, como ocurre con los peores ciegos. Pero en todo caso la huelga ha sido solida, a pesar del deseo del gobierno y de los medios que cierran filas con él. La lógica diría que el gobierno debería hacer a un lado la prepotencia y la soberbia de quien cree que de manera fácil le puede torcer el brazo al adversario.

El gobierno ha cometido crasos errores.

Primero: creer que mayoría repudiaria el movimiento, a tenor de la campaña que lleva años de tratar de hacer creer que los empleados públicos son los responsables de la crisis fiscal.

Segundo: creer que la campaña de desprestigio contra Albino Vargas, que también lleva años, conduciría al rechazo de los mismos empleados de la huelga.

Tercero: Creer que los costarricenses, como ocurría hace 30 o 40 años, se tragarían todo lo que cacarean los medios de comunicación, cada vez más sesgados y convertidos en maquinas de propaganda.

Cuarta: Creer que la gente no se da cuenta de la manipulación, como la que intentó hacer el ministro de Educación, dando una clase a los estudiantes de cómo hacer acciones truculentas, como la de la antorcha, tratando de hacerle creer a los ciudadanos que los maestros, que son los que enseñan cívica y dan el ejemplo a sus alumnos, tratarían de perjudicarlos y hasta emprender actos violentos contra ellos.

Quinto; creer que los servidores públicos tirarían la toalla a los dos o tres días de huelga.

Sexto: Creer que durante el sábado y domingo no habría acciones de los huelguistas porque son “vagabundos” que solo hacen huelga en dias laborales y descansan y se van de fiesta los días no laborales.

Séptimo: Creer que aquí nada ha cambiado, cuando desde el 2000, con el combo, y en el 2007-08 con la lucha contra el TLC, Costa Rica no es la misma y la gente ya no come cuento.

Octavo: Creer que a la gente se le embauca diciendo que el paquetazo pone a tributar a los sectores de mayores recursos, cuando 1 de cada 4 grandes empresas, que ganan cientos y decenas de miles de millones, declaran que tienen cero ganancias y por tanto casi que habría que darles ayuda para que no desaparezcan.

Noveno: Creer que porque algunos autodenominados “progresistas” ahora están montados en el gobierno, el resto de la gente que clama por justicia social y revertir la tendencia del país a ser cada vez más desigual, también asumirían una posición de apoyo al gobierno.

Y décimo: que la lucha sigue, y que la clase media cada vez más depauperada y los que menos tienen están hartos de ser los burros de carga de los que ganan muchísimos millones y evaden todo pago de impuestos mediante acciones truculentas o leyes injustas que deberían cambiar. Sigan adelante trabajadores. Somos muchos los que estamos con ustedes. Adelante, hasta la victoria.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s