CR. Ante la injusticia, la calle. Adán Vivas

Condenar es palabra presuntuosa. Lo que nos toca es `poner en evidencia y decir que, si esto va a más, es porque hay un bloque políticoempresarial que jura que nos tiene bajo el zapato y puede controlarnos.
Las calles son evidencia de lo opuesto. El consenso que dicen tener nunca ha sido cierto. La falacia del millón trescientos mil se quebró hace rtato y todos sabíamos que al día siguiente de la toma de poder vendrían cuatro años de calle. Han desperdiciado la confianza del pueblo en reiteradas traiciones y coacciones. Antes nos convencían de la maldad del otro fácilmente. Ahora les hemos descubierto impostores, de esos que se autoflagelan y que se sustituyen parcialmente entre sí: rotan las caras, pero permanece el proyecto plutócrata. Hasta la escena de sacar candidatos alternativos se ha desgastado tanto que ya sabemos que nadie sale de la nada y que, cuando sale un liderazgo independiente, es en realidad un títere con tiras de nylon gruesas como sogas marineras.
Ante tanta amoralidad, rabia.
Ante toda palabra del Estado, la sospecha.
Ante la injusticia, la calle.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s