CR. La cosa es como así. Luis Paulino Vargas Solís

1) El proyecto 20.580 que el gobierno impulsa ya no tendrá ningún efecto significativo este año. Queda para 2019.

2) Para este año venidero el déficit rondará el 8% como porcentaje del valor de la producción nacional (el PIB). Ello fundamentalmente como consecuencia del servicio de la deuda acumulada.

3) El 20.580 dará ingresos si acaso por 1,5% del PIB.

4) Súmele a eso los recortes que la ministra de Hacienda, doña Rocío Aguilar, promueve más los pequeños ahorros que puedan derivar de la colocación de cierta cantidad de deuda en dolares con intereses un poco más bajos.

5) Digamos, muy optimistamente, que el efecto total de todo ello es reducir en 2 puntos el déficit: de 8% pasaría a 6%. Supongamos, siempre apelando al optimismo, que, entretanto, la economía sigue creciendo al ritmo al que lo hace actualmente.

7) Dicho lo anterior, una cosa es clara: los numeritos no salen y, por lo tanto, la deuda seguiría creciendo y, con ésta, la desconfianza, lo cual seguirá empujando hacia arriba las tasas de interés. En un año tendríamos otro proyecto tributario en la Asamblea y un año y medio o dos al FMI sentado en la sala de la casa. Ya para entonces la crisis habría estallado.

Yo no digo esto por molestar a nadie, ni mucho menos al gobierno de Carlos Alvarado. Tan solo es mi llamado como ciudadano para que nos sentemos a conversar en serio y construir una verdadera solución: justa, integral, económicamente sustentable.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s