CR. Mea culpa. Sergio Erick Ardón Ramírez

Me confieso culpable de ligereza.
Sin saber de él más que de oídas, vi con simpatía al Ministro de Educación, Edgar Mora. Me decían que era joven, progresista, honesto, y que su gestión sería diferente de lo que hemos venido teniendo.
Para mi la educación es de una importancia principalísima, si queremos salir de los atolladeros en que estamos metidos y construir un país mejor.
Viendo sus últimas actuaciones, llamando a delatar a los docentes en huelga, asumiendo un papel timorato y complaciente frente a los conservadores, y hoy montando una pantomima aérea con una antorcha apagada, he llegado a la conclusión que Mora no merece mi confianza. Y por eso reconozco que fui ligero al abogar por él. Su ateísmo no me basta, ni nunca he pensado que sea determinante de nada.
De Carlos Alvarado no esperaba otra cosa, de él si tenía antecedentes que me aclaraban como sería su gestión. En todo caso voté por él, como tantos, que no queríamos en el gobierno a unos fanáticos religiosos, sin hacerme ningun tipo de ilusiones.
Por eso el MEA CULPA no lo incluye.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s