CR. Los ticos somos una especie rara. Héctor Solano-Chavarría

No soy en particular un defensor tan entusiasta ni del empleo público ni de los sindicatos de ese sector. O más bien, desde hace algún dejé de considerar que la defensa per se o apriorística de ello fuese un asunto “de principios”; y más bien, me he hecho a la idea de que el Estado debe ser eficiente. Punto. No obstante, sí es claro que en Costa Rica sucede un fenómeno algo particular. Y es que, los mismos que a 4 vientos gritan “No” a la reforma fiscal (o más bien, “No” a más impuestos), a la vez defenestran en redes sociales a esos sindicatos por oponerse a esa reforma. Reforma, que claramente no es progresiva, como bien tuvo que salir a reconocer el progre-gobierno de Carlos Alvarado. Los ticos somos una especie rara, eso lo hemos sabido desde siempre, pero… ¿Será pa’tanto?

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s