CR-PASOANCHO S. SEBAS. La confitería. Mario Díaz Corrales*

Les quiero contar que al frente de La Plaza quedaba la confitería, cuando nosotros íbamos para la escuela nos daban un diez ( ¢ 0.10 ) entonces pasábamos a comprar un cinco (¢0.05) de recortes, que era una pelota de pedazos de confite donde le salían a uno pedacillos de todos los sabores y colores, se lo envolvían en papel de pan y nosotros lo guardábamos dentro del bulto, así, cuando la maestra se descuidaba iba el mordisco y otra vez al bulto, de milagro no nos comían las hormigas, con el otro cinco nos alcanzaba para un mango, de los que vendía un señor frente a la escuela, o un banano donde Virgilio en la verdulería El Cinco Menos, aunque algunas veces guardábamos todo para comprar un helado de palillo donde don Güego (qdDg) el de la pulpería que estaba al frente de la escuela.

*Mario Díaz Corrales, poeta e historiador comunitario

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s