CR. ¿Consuelo? Sergio Erick Ardón Ramírez

Si lo que tenemos no convence, solo imaginemos lo que podría haber sido.

No deja de ser un consuelo, amargo, pero al fin, consuelo.
Había que escoger, no había alternativa, o Alvarado o Alvarado.
Uno comprometido hasta las orejas con una agenda neoliberal, el otro un “salmista” parte de un equipo de estafadores de la religiosidad.
Con uno seguimos el triste camino de los parchecitos, los privilegios y las desigualdades, dentro de un marco republicano.
Con el otro, el “salmista”, la República se hubiera ido al carajo.

 

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s