CR-ACOSTA-CHIRRACA-BUEN VIVIR. Podría llamarse “Viento del Este” (fotos). Edison v.a.

28-29 agosto 2018 visito a la familia Badilla en Chirraca de la Selva, Acosta.

Con don Evelio (el señor del famoso cuento “león tigre pecho amarillo”) subimos la montaña y estudiamos el sitio destinado a la meditación,  a “gracias a la vida” y a la madretierra. Desde ahí miramos el Cerro Dragón (volcán en descanso o dormido).

Recogemos algunos ayotes y nísperos para compartir con “gente del buen vivir”.

Por la tarde-noche me encuentro con dos ahijados acosteños: Nayuribe Ixmukané y Amaru Dibö, ambos hijos de una gran mujer de nombre Nuria Segura y madre de un tercer hijo: Tupaq Katari.

Al día siguiente despierto con el canto del sol y decenas de pájaros y visito aguas arriba el río Chirraca que, en noviembre 2017, ocasionara enormes daños por gigantescas avalanchas, pasando de ser un río de 1-2 metros de ancho a uno de 40 metros, removiendo piedras gigantescas con destrozo de casas, caminos, fincas, etc.  Los vecinos y Chirraca de la Selva (restaurante y cabinas) se levantan poco a poco.

Levanto apachetas, me siento a escuchar su canto (también cantan las aguas y las piedras, el viento y la mañana).

Pablo Badilla, hijo de don Evelio, recoge más ayotes y nísperos y agrega jocotes y aguacates al canasto del buen vivir.

SEGUIMOS

 

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s