CR. Vergūenza. Sergio Erick Ardón

Ni soy un moralista de andar respingado, ni me creo un santón impoluto. Pero un mínimo de decoro y de vergüenza debe tenerse para poder salir a la calle sin clavar la mirada en la acera y el sombrero con las alas bajas y hasta las orejas.
Es sabido, recontra sabido, que los pueblos valoran la decencia y la honestidad y que dificilmente alguien, con las manos sucias y la conciencia maltrecha va a ser ejemplo de nada y va a sucitar apoyos de gentes de bien.
Que la oficina de la presidencia nos haga llegar, como cosa orientadora, de peso y de fuerza, un mensaje de Miguel Ángel Rodríguez para convencernos de las ventajas del plan fiscal y alertarnos de la catástrofe que sufriríamos si no es aprobado tal cual salió de las manos de los planificadores neoliberales de Piza, es insultante.
Poco selectivo es el presidente Alvarado para destacar tales apoyos.
La verdad es que los ex-presidentes, todos, incluyo al último y a la mujer, no tienen las credenciales éticas mínimas necesarias para convencernos de nada. Ni de nada, ni menos de una crisis fiscal de la que son todos responsables directos.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s