CR. Sabroso. Sergio Erick Ardón Ramírez

Cuan reconfortante es compartir una tarde y un café con un querido compañero de siempre. De esos que no capitularon, ni se dejaron llevar por resentimientos y frustraciones. De los que no andan buscando culpables para cargar con sus propias desdichas. De los que han sabido valorar sus experiencias y sacar lecciones sin adjurar ni de ideales ni de convicciones.
Ayer estuvo aquí con nosotros Luis Fernando Astorga Gatgëns.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s