CR. Nuestro país no es una excepción. Lorena Vargas Mora*

Desde el punto de vista de la antropología, la xenofobia forma parte del comportamiento humano, al igual que el sexismo, el racismo, porque son actitudes de arraigo cultural. Hay sociedades que destacan esa actitudes más que otras, pero siempre estarán basadas en prejuicios, quiere decir, en ideas preestablecidas respecto a todo aquello que resulta diferente.
En ese sentido nuestro país no es una excepción, sin embargo su historia demuestra que no ha sido extremista, al contrario ha sido hospitalario. Sino que lo digan todas las migraciones que nos caracterizan.
Un ejemplo simple, pero hemos tenido muchas primeras damas de otras nacionalidades. Tuve excelentes profesores en mi carrera de psicología que llegaron a C.R. huyendo de la dictaduras suramercanas y aquí vivieron, trabajaron y se fueron cuando la situación de su país mejoró.
Cuantos personas de todas las nacionalidade no han estado aquí del mismo modo.
Es necesario ese contexto para comprender los hechos actuales y cuestionarse respecto ha aplicar ese calificativo a los habitantes de nuestro país.
Venimos saliendo de una de las campañas electorales más duras en la historia del país, un gobierno que hereda un déficit fiscal grave y una población muy preocupada por su supervivencia y asqueada del robo a los fondos públicos.
En ese estado de cosas estalla una crisis política en nuestro vecino país Nicaragua que ya conoce el camino hacia nuestro país porque muchos de ellos vinieron huyendo, y esa es una de las principales razones, del servicio militar obligatorio del entonces nuevo gobierno sandinista a los adolescentes.Que hacer con todo eso. Inevitablemente, y debemos auto comprendernos la preocupación aumenta.
Les toca de nuevo padecer a los jóvenes nicas, Ortega los está matando, es algo muy grave.
Más preocupación aún.
Debemos entender que somos un país actualmente preocupado por toda parte, por lo de adentro y por lo de afuera.
Eso no es xenofobia.
Los incidentes del fin de semana pasado no son atribuibles a una mayoría de la población, no sabemos que daño quiera hacerle Ortega a su propia gente aquí, además, se prestan al desorden, aquí como en todos los países donde hay hooligans y neonazis, yo los vi en Praga, y en Milán, sólo que allá son más. Pero la situación debió ser resueltos como debió ser desde hace semanas, mediante el trabajo de la fuerza pública.
No creo que como país debamos ser tratados de xenófobos por nosotros mismos, la historia nos absuelve con muchos, muchos ejemplos, pero que somos un país preocupado, si que lo somos.

*Lorena Vargas Mora, sicóloga y poeta pasoancheña

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s