CR. Desequilibrio. Sergio Erick Ardón Ramírez

A propósito de los maltratos verbales que una diputada recibió de parte de un funcionario hospitalario, y que tanta conmoción han producido, es bueno recordar el trato que Ligia Fallas, siendo diputada, recibió de parte de una personalidad política reconocida.
Ambas acciones deben ser rechazadas. No es esta forma aceptable de referirse a nadie.
Solo que ahora los que claman al cielo indignados, entonces callaron, y las ofensas eran de calibres más groseros y soeces.

La imagen puede contener: texto

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s