COSTA RICA- HÉROE NACIONAL. PABRU PRESBERI. 4 DE JULIO

Presbere. Jefe político y militar de la región de Talamanca, cacique del pueblo de Talamanquín de Suinsin. Fue conocido como «el guerrero más temido de Talamanca». Su nombre verdadero es Pabru Presberi, que significa «el jefe de las lapas que viene del lugar donde corren las aguas salobres». Lideró la insurrección aborigen de Tierra Adentro. El 19 de marzo de 1997, la Asamblea Legislativa de Costa Rica declaró a Pablo Presbere Defensor de la libertad de los pueblos indígenas y Benemérito de la Patria, por ley 7669 del 9 de abril de 1997, publicado en el periódico oficial La Gaceta N° 3 del 9 de mayo de 1997.

No se sabe con exactitud su fecha de nacimiento, por lo que se estima que fue en el 1670. Fue un rey indígena de la comunidad de Suinsin, en la región que hoy se conoce con el nombre de Talamanca, al sur-este de Costa Rica.

Etimología

Cuentan algunos historiadores que su verdadero nombre era Pabru Presberi, palabras provenientes del idioma bribri. La palabra Pa-bru significa «jefe de las lapas». Según la leyenda indígena la guacamaya era un ave muy importante en los funerales de los personajes importantes entre los bribri, ya que su plumaje y el consumo ritual de su carne tendrían un significado mágico religioso. Presberi vendría de Pres, «lugar de aguas salobres», mientras que bere, bri o beri se refiere a los lugares por donde corren las aguas en invierno. La palabra bere o bri es un sufijo muy utilizado en el lenguaje bribri para denotar zonas escarpadas: Bribritka (la nación de los bribris), Amubre (Amubri), Kachabri, Pumbre, etc. De este modo, la palabra Presbere tendría que ver con el lugar de nacimiento o donde provenía Pablo Presbere, específicamente de una quebrada u hondonada cercana al río Tswi’tsi (Suinse), que significa «espalda de armadillo». Pabru Presberi significaría, entonces, «el jefe de las lapas que viene del lugar donde corren las aguas salobres».

Líder indígena

Se le recuerda a Pablo Presbere como el jefe indígena que lideró la insurrección aborigen de Tierra Adentro contra las autoridades españolas el 29 de septiembre de 1709, en el transcurso de la cual fueron asesinados varios frailes y soldados y la mujer de uno de éstos y se incendiaron catorce templos erigidos por los misioneros. En la rebelión lo apoyaron todos los indígenas de Costa Rica desde el Cerro Chirripó hasta la Isla Tojar, en la Bahía del Almirante, Panamá, con excepción de los viceitas, y permitió a los aborígenes recobrar el control del territorio de Talamanca, que se convirtió en zona de refugio durante la época colonial de Costa Rica.

Legado histórico del cacique

Después de la insurrección de Pablo Presbere, los indígenas de Talamanca reforzaron su identidad y dominio en ese territorio, incrementando su función como zona de refugio para los aborígenes que lograban escapar al dominio español. En cierta forma, esto permitió la subsistencia de las tradiciones, identidad e idioma de estas culturas hasta nuestros días. La rebelión de Presbere se sigue considerando como la máxima acción de protesta del indígena talamanqueño ante el sometimiento español.

Aún con la captura de los 700 indígenas, desde el punto de vista de estos la rebelión fue un éxito, ya que los españoles tuvieron que abandonar la región del Caribe sur como consecuencia de la misma, lo que permitió a Talamanca recuperar su independencia y soberanía. El nombre de Presbere quedó grabado en la memoria colectiva de los indígenas talamanqueños como símbolo de la resistencia ante los invasores foráneos.

El 19 de marzo de 1997, la Asamblea Legislativa de Costa Rica declaró a Pablo Presbere defensor de la libertad de los pueblos indígenas. Pablo Presbere fue declarado Benemérito de la Patria en el área de defensores de la libertad por ley 7669 del 9 de abril de 1997, publicado en el periódico oficial La Gaceta N°3 del 9 de mayo de 1997.

Estatua de cobre de 3.12 m de alto, situada frente a la municipalidad de Limón
En Costa Rica se le han dedicado varios monumentos: uno de 3.12 m de alto, hecho en cobre, que se encuentra frente a la municipalidad de Limón, inaugurada en 1993, y otra que es un busto en bronce que se halla en el patio de la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

Muerte

La superioridad de las armas de fuego de los españoles permitió la captura de Pablo Presbere, y 700 indígenas, (hombres, mujeres y niños). Además fueron enjuiciados los Ujtékolpa Balthasar Siruro (Alianza de awuapa o perteneciente al clan Tsiruruwak), Pedro Bocrí (¿bakali o zorro?), Pedro Vetuqui (significa en sus piernas), García Uraburo (clan Urabruwak), Cipriano Sicagua (clan Skawak) y Antonio Uruskara (clan Uruskawak); también los Yeria (cazadores o guerreros), Ventura Sodé, Melchor Daparí (lugar de Talamanca) y Antonio Cachaverri (Kachabri); el Usekol Pedro Comesala (principal líder religioso) no pudo ser capturado por los españoles.

En el juicio Pablo Presbere mostró entereza moral y fortaleza en sus principios, al negarse a acusar a los compañeros “Y, aunque se le hicieron otras preguntas y repreguntas en razón de la dicha conspiración, muerte de dichos reverendos, padres y soldados, dijo que dice lo mismo que dicho en los antecedentes en donde no revelo el nombre de ninguna de las personas que participó en la rebelión”

El 4 de julio de 1710 fue sentenciado a morir arcabuceado, ya que, en la ciudad de Cartago no había verdugo para aplicar el martirio llamado “dar garrote”, que consistía en sentar al preso en una silla y aplicarle un torniquete en el cuello dándole vuelta lentamente. La sentencia decía así:

“…fallo que de condenar al dicho Pablo Presbere, por lo que contra él está probado, sin embargo, de la negativa que tiene hecha en su confesión , que sea sacado del cuarto donde le tengo preso y puesto sobre una bestia de enjalma y llevados por las calles públicas de esta ciudad con de pregonero que diga y declare su delito, y extramuros de ella, arrimado a un palo, vendado los ojos, ad módum deli sea arcabuzceado, atento a no haber muero le sea cortada la cabeza y puesta en alto que todos la vean en dicho palo…”
Sin embargo, Pedro Comesala le sobrevivió para reorganizar la nación de Ará o Talamanca. La conquista española nunca pudo doblegar a los talamanqueños. Al momento de la independencia de Costa Rica en 1821, ya Talamanca era libre de la dominación española.

Origen de Talamanca
Talamanca es uno de los pocos pueblos que no pudo ser conquistado por la invasión europea. Desde la primera incursión española en 1540 se manifestó el espíritu guerrero y libertario de los habitantes de la región. Su nombre original era Ará, permanecía una nutrida comunidad de indígenas de diversas etnias. Santiago de Talamanca fue fundada en 1605 por el conquistador Diego de Sojo y Peñaranda. Recibió ese nombre en recuerdo de su tierra natal, la villa de Talamanca cerca de Madrid. En su afán de conquista, los españoles ahorcaron, en el año de 1620, en la Ciudad de Cartago, a los caciques Talamancas, como se les denominó en esa época: Juan Serraba, Francisco Kagri, Diego Hebeno y Juan Ibquezara La historia comienza tal vez desde 1540, cuando es creada Nuevo Cartago y Costa Rica, provincia del Reino de Guatemala.

Sublevación entre los guerreros de Talamanca, con su líder Pablo Presbere y los soldados de la Corona Española
Fueron incontables las sublevaciones contra el conquistador en la región atlántica. En Talamanca, la tenaz oposición a la dominación española obstaculizó todo intento permanente de establecer iglesias. Desde la perspectiva indígena los conceptos militar y espiritual eran indistinguibles. El soldado llevaba al sacerdote para sacralizar su esfuerzo, y el fraile servía para abrir sendas para el ingreso militar. Ante la imposibilidad de un triunfo militar, la Corona Española intenta la conquista de los talamanqueños por medio de los Frailes Recoletos, quienes ingresan en la zona el año de 1689. Para entonces el Blu era Pablo Presbere, quien interceptó una carta de los religiosos dirigida a Guatemala, por la cual se enteró que se había dado la orden de “sacar a poblar los indios…a la provincia de Boruca los que estuvieran cercanos a ella y a Chirripó y Teotique los que pudiere salir por la misma razón”

Esta política de desarraigo de la Corona Española provocó la insurrección. Las enormes dificultades y el espíritu indómito de Talamanca hace que los frailes propongan como alternativa el despoblamiento de la región y el traslado de los aborígenes al Valle Central, acción iniciada en 1699 con el traslado de indios Terbis o Teribes, alertando a Pablo Presbere.

EL 28 de septiembre de 1709, guerreros de Talamanca asaltaron y ajusticiaron a los frailes Pablo de Rebullida y Antonio de Andrade, junto con 10 soldados y una mujer; quemaron catorce templos católicos, y obligaron a huir a los religiosos y soldados. Lo anterior, bajo el liderazgo de Pablo Presbere, conocido por su verdadero nombre “Pa Blu” o “Rey Lapa”, la totalidad de las tribus asentadas en la zona, abarcando lo que ahora se conoce como Almirante hasta Turrialba, hicieron la guerra incendiando los templos y guarniciones de los españoles. El Gobernador de Cartago envió un grupo de ochenta soldados por la zona de Chirripó, mientras él incursionaba por Boruca, como recompensa a su labor se ofrece a los soldados participantes el poder quedarse con los indios capturados o venderlos como esclavos.

Tomado de ECURED

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s