CR. Contradicciones. Sergio Erick Ardón Ramírez

 

Esta tarde, mientras iba resueltamente, bomba en mano, a lanzar un ataque con armas químicas de destrucción masiva, contra el imbatible enemigo que aquí tenemos que son las hormigas zompopas, me topé de frente con un espectáculo enternecedor.
Mientras yo me disponía a dar muerte a miles de seres vivos, dos mariposas, afanosamente, se proponían dar vida. Sin ningun recato copulaban sobre una hoja.
Corrí a traer mi camarita, única responsable de que la foto no sea buena, y pensé en Uds. mis amigos de Facebook.
La verdad es que tuve que esperar un rato para volver a llenarme de rabia y atacar a las laboriosas hormigas, que dejaban sin hojas a la amapola.
Las mariposas y sus amores debilitaron mis impulsos guerreros.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s