CR. “Pero es que no hay plata”.*

el

DEBILITAR LOS CONTROLES AMBIENTALES, es la salida más fácil para agilizar el proceso de las evaluaciones ambientales que analiza la SETENA. Pero es lo último que habría que considerar. Quienes no conocen que el gran problema que acongoja a la SETENA es la INSUFICIENCIA FINANCIERA Y EN RECURSOS HUMANOS, caen en ese tipo de propuestas. “PERO es que no hay plata”, afirman. ¿Y será cierto? ¡He aquí una sugerencia que tal vez podría ser considerada! ¿Por qué no revisar el destino de los recursos que se recaudan por concepto del “IMPUESTO ÚNICO A LOS COMBUSTIBLES”? Solo un 1% de ellos le podría generar a la SETENA (con números del año pasado) la suma de C.4.750 MILLONES, cantidad similar a la que se transfiere a LANAMME. De actuar, el ambiente y los desarrolladores lo agradecerían.

https://www.nacion.com/…/…/HPJI5ORC7BGCRJFQ5Q6SWRMYVQ/story/

*Agua es vida, no mercancía

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s