CR-GUANACASTE. En aquel latifundio. Suray Carrillo Guevara

el

En aquel latifundio, en donde el sol arde y quema, donde se desangra el río, ahí en donde los mantos acuíferos se llenan con las lágrimas del jornalero.  Allá donde la soledad es su dulce compañía, ahí entre los cañaverales se esconde la injusticia del injusto, dueño de la tierra, del agua, de la maquinaria, de los químicos; así también termina adueñándose de la conciencia del jornalero, pues ante su agonía, entrega sus energías por un camarote hundido, aspirinas, un poco de mentol,una botella de aguardiente, para calmar los dolores en los huesos, en el alma, en esos desvelos de domingo sin cintura.
SUR

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s