COSTA RICA-EDUCACIÓN SEXUAL. La tierra no es plana y el placer es subjetivo! Por Isaura Méndez León

el

Costa Rica está en un momento histórico en el que más que nunca las personas ultraconservadoras utilizan el tema de la reproducción como argumento para respaldar el adjetivo de “antinatural”, comúnmente utilizado para calificar de manera discriminatoria a parejas del mismo sexo, personas transgénero, personas transexuales, o personas que no caben dentro de la clasificación binaria que nuestra sociedad le ha asignado a la sexualidad humana. Sin embargo, hay un par de detalles acerca de este tema que hace que su argumento no tenga validez, principalmente en cuanto a lo que se dice sobre la construcción de la identidad de género.
En primer lugar, la construcción del género no es una característica humana que esté de ninguna manera relacionada con la reproducción, y por ende tampoco lo está con la limitación para la misma. Si queremos hablar de reproducción, entonces debemos hablar de sexo. El sexo es un concepto biológico, anatómico, está definido por el aparato reproductor con el que se nace, y es este concepto del que se debería partir si se desea iniciar una discusión acerca de la procreación, sin embargo, parece ser que las personas fundamentalistas no terminan de entender la diferencia abismal que existe entre la definición de sexo e identidad de género.
Conceptos como género o identidad sexual, entre otros inherentes a la sexualidad humana, no es posible explicarlos desde ciencias como la biología o la genética, por el simple e irrefutable hecho de que no son cuestiones que les competen a sus campos de estudio. Hablar de género desde la genética sería como hablar de economía desde la química, algo totalmente sin sentido.
La construcción de una identidad de género es una construcción social y cultural, es una serie de características y comportamientos creados especialmente para cada sexo, es decir, es la construcción de lo que significa ser masculino o lo que implica ser femenina, y está directamente relacionada con el cuerpo que te tocó tener. Ahora bien, el hecho de el género no esté acorde con lo que generalmente se espera de una persona de acuerdo con su sexo, no impide de ninguna manera la posibilidad de reproducción, ya que se trata de un tema de comportamiento y no de fisiología.
Por otra parte, el sexo en la humanidad como especie no está diseñado para este fin único ¿o me va a decir que usted tiene sexo solo para procrear? Los seres humanos somos una de las escasas especies de mamíferos que desarrollan orgasmos, no todas las especies tienen esa posibilidad, lo cual quiere decir que sí, la naturaleza nos dio permiso de tener relaciones sexuales por mero y único placer, y es ahí donde la cosa se pone subjetiva porque ¿Qué le genera placer a usted? ¿Qué me genera placer a mí? ¿Cómo establecer reglas en un asunto tan personal e individual? sería como establecer que la comida favorita de los hombres deber ser la pizza y solamente, porque es lo único correcto y aunque a un hombre le gusten las hamburguesas debe comer pizza siempre, porque si no sería un desviado, suena ilógico ¿verdad?
Las prácticas que nos generan placer a las personas son tan variadas como las mentes humanas, no hay reglas genéticas ni fisiológicas que establezcan obtener placer al tener relaciones sexuales con alguien de tu mismo sexo sea una cuestión antinatural. Esto debe a que no es posible establecer normas biológicas desde una característica psicosocial, del mismo modo que no puedo explicar con fundamentos de química cómo funciona la economía de latinoamérica.
Lo que sí existe, y es vital para nuestro funcionamiento social, son regulaciones en cuanto a la forma en que obtenemos este placer. Estas normas y regulaciones permiten asegurar el hecho de que las relaciones sexuales sean siempre generadoras de placer para ambas partes, que no se llevan a cabo mediante coacción o manipulación como resultado de relaciones de poder, que sean siempre consensuadas, entre personas en totalidad claridad de las consecuencias que estas puede traer si no se ejerce el derecho al dusfrute con la responsabilidad que esto implica. como enfermedades y/o embarazos no deseados, esto último ya que irónicamente la mayoría de las personas heterosexuales tienen relaciones de manera antinatural: evitando el embarazo.
La etología humana es un tema amplísimo y súper complejo, para poder explicarla es necesario construir la relación directa que existe entre una gran diversidad de áreas de estudio de ciencias sociales, como la psicología, sociología, antropología, historia, entre otras. Las sociedades, la cultura y la historia cambian, por lo tanto, la construcción de la identidad de cada ser humano va a cambiar dependiendo del contexto y el momento hitórico en el que se desarrolle.
Si una persona no se abre a la posibilidad de aceptar que lo que ha creído siempre no es una verdad absoluta, si no se es capaz de comprender que las sociedades son entes vivos que se reinventan constantemente, quedará rezagado y se auto exiliará del mundo en el que vive. Todas las personas tenemos la capacidad de aprender, desaprender y reaprender, y si queremos convertirnos en mejores seres humanos, si queremos ser parte de la evolución social, debemos seguir aprovechando cada oportunidad que se nos presente para ampliar nuestro acervo de conocimientos. Además, debemos estar anuentes a desechar ideas que poco a poco van perdiendo vigencia, esta ha sido una práctica que realizamos los humanos desde siempre, si no lo hiciéramos así aún hoy en 2018 seguiríamos pensando que la tierra es plana.

*profesora de ciencias

*pintura Marlina Vega

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s