BOLIVIA-EL ALTO-MURALES. A veces susurran, a veces gritan.*

el

En mi primer viaje a Bolivia (1987) se veían muy pocos turistas por sus calles y pueblos.

Sí recuerdo algunos en Tiawanaku para la celebración de la primavera (21 de setiembre). Noticias de dictadores y pobreza era lo que nos llegaba.

Hoy la situación es diferente. Encontramos turistas en el Salar de Uyuni, en los Carnavales de Oruro, en las minas de Potosí, en ciudades como Cochabamba, Sucre, Tarija y Santa Cruz, en Copacabana a orillas del Lago Titikaka, en la Isla del Sol, en el Valle de la Luna y muchos se detienen en El Alto a admirar los grandes edificios con sus paredes pintadas de colores muy vivos.

*Roberto Mamani Mamani, El Alto – Bolivia, 2016

*Edison Valverde Araya, Buen Vivir cr

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s